George Orwell vigente

"Al leer los carteles electorales, me llamó la atención que ahora todos los partidos prometen las mismas cosas. La gente, sin embargo, se vuelve hacia la izquierda porque siente que la izquierda no significa sangre y revolución, sino empleo seguro, apoyo a las familias y protección de los derechos del trabajador. […] Por otro lado, la gente asocia a la derecha con unas entidades vagas pero amenazadoras llamadas "corporaciones", a las que se las considera responsables de todo,… [hasta de] la escasez de cigarrillos."

George Orwell. París, 5 de mayo de 1945*

Resulta que Orwell es un mago del manejo de los tiempos, presente, pasado y futuro. Pero resulta también que a veces el tiempo juega a su favor, y se nos encaja una actualidad con forma de pasado, que nos hace creer que Orwell era un visionario. Lo era, solo que en algunas ocasiones lo era sin pretenderlo.

No podemos saber qué pasará el próximo domingo, lo que si sabemos una buena parte de nosotros, es que necesitamos un revulsivo a todos los niveles. Si este no comienza de una vez el lunes, desde arriba, con el resultado electoral, pues deberá recomenzar desde abajo. Cualquier cosa menos esta caterva de mediocres, impresentables y en algunos casos delincuentes, manejando el presente y condenando nuestro futuro y el de nuestra prole.

*Del libro "Orwell periodista. Artículos y reseñas en el Observer 1942-1949". Editorial GLOBAL RHYTHM PRESS, 2006.

Etiquetas
Publicado el
23 de junio de 2016 - 06:00 h
stats