¿Physalia physalis en Córdoba?

La physalia physalis es un tipo de medusa conocida como "carabela portuguesa". Bastantes estudiosos establecen que realmente no es una medusa, un ser vivo..., son varios. Forman una colonia de organismos que se asocian para sobrevivir (cada uno de estos organismos, denominados zooides, está especializado en una actividad: unos dan la cara; otros construyen la estrategia; algunos parece que no va con ellos; otros se distancian para que no se les confunda; los más están a la espera del resultado; los hay que callan y... todos ellos, en realidad, conforman una colonia de organismos). Dispone de una atractiva vela gelatinosa que le permite recorrer grandes distancias impulsada por el viento y las mareas. De su cuerpo cuelgan varios tentáculos que les permiten atrapar a sus víctimas disparando dardos urticantes; envuelven a la presa y la introducen en la boca. Previamente realizan una danza de despiste. Suelen ir acompañadas por grupos de peces, pastorcillos, denominados Noemus gronovii (son inmunes al veneno de estas peculiares criaturas..., llevan muchos siglos adaptados). Las carabelas portuguesas cuando se ven amenazadas, desinflan las velas y se sumergen (en el anonimato) hasta que aparezca otra ocasión propicia. Se cuenta que aun muertas su veneno está activo. Originalmente se encuentran en las aguas cálidas del planeta. Ahora se las encuentra en cualquier sitio. Las consecuencias de su ataque y presencia masiva son enormes dolores abdominales, desorientación, espasmos musculares, deterioro del estado general, ojos llorosos, entumecimiento y una constante sudoración. Se recomienda raspar el área afectada con una tarjeta de crédito u objeto similar y empapar con vinagre diluido al 50%. Estas colonias de organismos se mueven con facilidad por todas las aguas del planeta (fundamentalmente por las zonas cálidas). Sus mayores enemigos son las tortugas bobas. Lamentablemente están en grave peligro de extinción. En Cádiz han clausurado el acceso y baño de numerosas playas ante su presencia masiva. Hay quienes aseguran que, también, están presentes en la ciudad de Córdoba y en...

Nota: cualquier parecido (o intención de equiparar) esta peligrosa plaga, con acontecimientos como Cajasur y su deriva histórica, las naves de Colecor y los juegos de despiste, la presencia histórica de inocentes peces pastorcillos que viajan y pululan alrededor de personajes conocidos o los muertos cuya herencia (veneno) emponzoña el futuro... es pura fantasía. Un ejercicio más propio de gentes enfermizas que de tortugas bobas dispuestas a acabar con esta plaga. Mas sabiendo que éstas últimas están en peligro de extinción.

Etiquetas
Publicado el
9 de abril de 2013 - 04:17 h
stats