Infoxicación ¿es grave doctor?

Dicen que vivimos en una era en la que estamos hiperconectados. Pero esta hiperconexión no es sólo para con los demás, sino que además conlleva que tengamos acceso a una cantidad ingente de datos e información.

Esta sobrecarga de información es a la que denominamos como infoxicación. Este término hace referencia también no sólo a la cantidad sino a que por tanta que es resulta difícil su procesamiento y se dice por tanto que sufrimos una intoxicación de información.

Contenidos inútiles, duplicados, informaciones incorrectas... Todo esto dificulta el proceso de (in)formación sobre temas concretos, la recopilación de información útil que nos ayude a crearnos una opinión formada sobre un tema o tomar decisiones razonadas sobre cuestiones concretas.

El tener el criterio suficiente para discernir lo útil y verídico de lo que no lo es (lo que coloquialmente llamamos separar el grano de la paja) puede resultar difícil, pero cuando la búsqueda de información y el consumo de la misma en la red se convierte en algo cotidiano, acabas por aprender a poner filtros y diferenciar lo que realmente te aporta valor y lo que no.

Es importante tener en cuenta que no todo lo que aparece en la red no tiene por qué ser cierto o real, es uno de los handicaps de la democratización de la red, donde todos podemos publicar y compartir contenidos. El "lo pone en Internet" es el nuevo "lo han dicho en la tele", como si te una verdad absoluta se tratara, y contra eso hemos de luchar.

Como decía, el aprender a buscar información y discernir qué nos es útil y qué no, es cuestión de mucha práctica, pero algunos consejos pueden ayudarnos a luchar contra éste síndrome (sin diagnóstico) de nuestros días:

  • Céntrate realmente en lo que estás buscando, no navegues a lo loco saltando de un sitio a otro, perderás toda la mañana, toda la tarde y todo el día sin que te des cuenta.
  • Busca contenidos de fuentes profesionales en la materia. Tanto si se trata de búsqueda de información para uso y disfrute personal (ocio) como si es de carácter profesional, la credibilidad de la fuente y su reputación y experiencia en la materia nos ayudan a marcar la diferencia.
  • Pon orden en tu vida: utilizar sistemas de ordenación, estructuración y clasificación de la información que consumimos de forma habitual nos ayuda a mantener el orden y favorece la "criba" de contenidos de interés y de contenidos superfluos. Un agregador de contenidos nos ayuda mucho en este aspecto (de hecho, es una herramienta fundamental para que aquellos que nos dedicamos a la difusión y consumo de contenidos e información).
  • Procura mantener la mente despejada. Hacer pausas en las que realices una actividad completamente distinta te ayudarán a ver con la mente "fresca" y la mirada "limpia" te ayudará.

Y recuerda, siempre puedes preguntar a los demás, que lo que para ti es un misterio, para los demás puede ser el pan de cada día.

Yo de momento sigo con mi "dieta" informativa, verás tú la semana que viene cuando me incorpore el atracón que me voy a pegar...

Etiquetas
Publicado el
22 de marzo de 2013 - 03:30 h
stats