Otros 'ciné-fils' eran posibles

Cuando hace un par de semanas escribía la entrada dedicada a Le Pont du Nord (Jacques Rivette, 1981) pensé en añadir el Top Ten de Cahiers du Cinéma de 1982 donde aparecía la cinta situada en el puesto número seis. Al final me decanté por dedicarle otra entrada diferente, en uno de esos días tontos -como el de hoy- en el que a uno no le apetece garabatear demasiado.

El Top Ten de la revista francesa viene bastante bien para recordar las galaxias cinematográficas -a nivel de crítica y también de público- que podían separar, y aún lo hacen, a dos países que sobre el mapa tan sólo estaban divididos físicamente por los Pirineos. Conviene también aclarar que la selección de la prestigiosa revista estaba sujeta a los títulos estrenados en París durante 1982, aunque el año de producción de alguno de ellos fuera muy anterior (como ocurría en el caso del filme de Paradjanov).

Para que la comparación sea aún más sangrante, paso a señalar cuales eran algunas de las cintas que durante ese año estaban teniendo éxito entre los cinéfilos y críticos de nuestro país: ¿Víctor o Victoria? (Victor/Victoria, Blake Edwards, 1982), E.T. El Extraterrestre (E.T. the Extra-Terrestrial, Steven Spielberg, 1982), Desaparecido (Missing, Costa-Gavras, 1982), Poltergeist (Fenómenos extraños) (Tobe Hooper, 1982), El beso de la pantera (Cat people, Paul Schrader, 1982), Blade Runner (Ridley Scott, 1982), La Cosa (The Thing, John Carpenter, 1982), Volver a empezar (José Luis Garci, 1982); más una serie de filmes del año anterior que se estrenaron en España en 1982: El Submarino (Das Boot, Wolfgang Petersen, 1981), Fuego en el cuerpo (Body Heat, Lawrence Kasdan, 1981), Chicas con gancho (...All the Marbles, Robert Aldrich, 1981), Georgia (Four friends, Arthur Penn, 1981), Rojos (Reds, Warren Beatty, 1981), Ragtime (Milos Forman, 1981), El Príncipe de la ciudad (Prince of the city, Sidney Lumet, 1981), La mujer de al lado (La femme d'à côté, François Truffaut, 1981), En el estanque dorado (On Golden pond, Mark Rydell, 1981), Atlantic City (Louis Malle, 1981), Carros de fuego (Chariots of fire, Hugh Hudson, 1981) y Ausencia de malicia (Absence of malice, Sydney Pollack, 1981).

Antes de dar paso al bello Top Ten de los Cahiers, me gustaría aclarar que sólo los títulos 1,2,3,4,5 y 10 tuvieron estreno comercial en nuestras salas. El título 1 se estrenó en Febrero del 84 con una audiencia de 17.000 espectadores, el 2 lo hizo en Febrero del 83 con 16.000, el 3 en Enero del 83 con 18.000, el 4 en Abril del 85 con 17.000, el 5 sólo lo vieron 14.000 personas; mientras que el más celebrado por estos lares fue el número 10, estrenado en Octubre del 82 con 65.000 personas pasando por taquilla.

1. Una habitación en la ciudad (Une chambre en ville, Jacques Demy, 1982)

2. Trabajo clandestino (Moonlighting, Jerzy Skolimowski, 1982)

3. Pasión (Passion, Jean-Luc Godard, 1982)

4. Perro blanco (White dog, Samuel Fuller, 1982)

5. Identificación de una mujer (Identificazione di una donna, Michaelangelo Antonioni, 1982)

6. Le Pont du Nord (Jacques Rivette, 1981)

7. Sayat Nova (Sergei Paradjanov, 1968)

8. Parsifal (Hans-Jürgen Syberberg, 1982)

9. Les Trois couronnes du matelot (Raúl Ruiz, 1983)

10. La Buena boda (Le Beau mariage, Eric Rohmer, 1982)

En resumen: 4 grandes de la Nouvelle vague (Godard, Rivette, Rohmer y Demy); uno de los mejores Skolimowski rodados fuera de Polonia [después de La partida (Le Départ, 1967) y Deep End (1970)], en una producción británica de Jeremy Thomas; la última película norteamericana de Fuller; Antonioni en su última obra maestra (que sería también su último largometraje en solitario); el irrepetible exiliado chileno (Ruiz), en un filme rodado con capital francés, y que los críticos de la revista debieron ver en un pase privado ya que no se estrenó hasta el año siguiente (previo paso por Cannes), donde nuevamente volvería a aparecer en el Top Ten, esta vez en el puesto 7; el operístico y barroco cineasta alemán Hans- Jürgen Syberbeg (del que tan sólo una de sus obras ha tenido estreno comercial en España); y el título internacionalmente más celebrado de Paradjanov, que sin embargo nunca vimos por aquí. ¡Qué lejos nos quedaba entonces todo esto, tras tantos años de mitomanía hollywoodiense!

Etiquetas
Publicado el
14 de octubre de 2013 - 10:27 h
stats