Un Baño de Soul

.

Cuando de lo que se trata es de partirse la camisa y convulsionar con la música espiritual, tienes sobretodo dos opciones: O te vas a un tablao flamenco o te vas a una iglesia Afroamericana. En ambos sitios verás idéntica afición por cantar a pecho descubierto, sudar a chorreones, ladrar a un Dios misericordioso o quemar los puentes con el amor pasado, todo ello mirando al cielo o al suelo, con los ojos cerrados o entreabiertos, entre gritos de aprobación y palmadas más o menos acompasadas.

De nuevo volvemos a este Jukebox a trazar líneas entre el pueblo Afroamericano y el Gitano, como en nuestro anterior Post, aunque sólo sea como licencia literaria. Lo cierto es que hoy no hay aquí flamenco, aunque sí que hay mucho Afro.

"La música Gospel de la plantación era el material que me enamoró cuando era un niño. Estas melodías hermosas y estas historias duras", decía mi adorado Bobby Womack, de un género que sirvió de base para toda la música afroamericana de mediados del siglo XX, y que hoy goza de salud mucho más allá de las fronteras de EE.UU.

Obviamente, el canto evangélico restrictivo, o el sufrido grito de la plantación fue mutando hacia nuevas fórmulas, y reciclándose en nuevos géneros. Uno de ellos, al menos así lo veo yo, es el Soulful House, un género que tiende a considerarse como una "rama ligera" del House, pero que precisamente es uno de los más espirituales y complejos de elaborar, pues mezcla Jazz, Soul, Gospel y Electrónica, a menudo con instrumentación real y poco ligera.

Para hablar de ello, ha sido el Maestro Jesús Gonsev el que se ha ofrecido a hacerlo. Jesús no sólo es uno de los mejores Disc Jockeys de House de España, sino que es uno de los pocos productores de este país que puede hablar en primera persona de la música House, puesto que ha grabado con una de las grandes estrellas del género, con el Puto Glenn Underground (Chicago).

El Soulful es un estilo de los que sobreviven. Ese clasicismo que rezuma por todos sus poros hace que además guste incluso a gente ajena al círculo 'underground'. Puede que alguna temporada esté un poco menos presente, pero es más duro que Chuck Norris y siempre vuelve.Tú puedes poner un tema de hace 30 años de este estilo y mezclarlo con uno de ahora y todo fluye, todo concuerda... Sigo comprando mucho Soulful nuevo, y de vez en cuando alguna joya de hace décadas, porque me fascina como suenan la mayoría de estos temas.Este Podcast es una forma de reivindicar este estilo dentro del House más clásico, el que nunca ha dejado de estar de moda. Hoy salen etiquetas que no me gustan nada. Lo cierto es que el House es House y nunca va a desaparecer.Esto del presunto Revival del House además puede llevar a engaño. Casualmente llevo dos años más bien reguleros en cuanto a bolos, así que me temo que no está tan de moda en España. Si bien es cierto que hay Clubs como Café Berlin (Madrid), en el que si que hay una apuesta más clásica y con un público muy receptivo.En Sudáfrica, el House y sobretodo el Deep House, es una religión. Se oye en gasolineras, en autobuses, en todos lados... Es, sin duda alguna, el sitio más mágico en el que he actuado nunca. Y, porqué no decirlo, más quisiera que en este país el género llegara a gustar una cuarta parte que allí.Para mi Larry Heard, Masters At Work (sobre todo Louie Vega) y Glenn Underground son los maestros. Llevan toda la vida haciendo un musicón de escándalo, y aún siguen en ello. No se la cantidad de discos que puedo tener de Masters At Work y casualmente no he puesto ninguno en el podcast.Nunca me preparo una sesión o podcast. Soy más de ir poniendo lo que veo e improvisar. Me aburre de manera soberana estar en una silla escogiendo esto, eso y aquello. Aunque intento coger cosas de mi colección que se puedan oír en casa, con las que conformar un viaje. Por eso vas a escuchar discos Soulful de corte más clásico, con otros más de corte más profundo, y hacia el final cosas 'más Jackin'.A nivel personal, el tema más señalado del podcast es mi nuevo 'track' en el sello suizo 'DeepArts Sounds', titulado "Unlimited Sky". Es un trabajo en el que he invertido 2 años. Iba a ser tema de Deep House instrumental que se convirtió en un precioso vocal gracias a la cantante Sarignia Bonfá, y el remate lo puso el Maestro Glenn Underground tocando el Sintetizador Moog. Aún no puedo creer haber trabajado con él. Además, viene con una remezcla jazzy del gran artista de Detroit Patrice Scott, y un par de temas super especiales que tenía bien guardados en la recámara.

Etiquetas
Publicado el
23 de junio de 2017 - 17:48 h
stats