Antonio Gómez Aguilar, muy presente en La Trinidad

El Obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, bendijo este domingo un busto en memoria del sacerdote, que iniciara hace medio siglo las obras sociales en la parroquia de San Juan y Todos los Santos | El acto culminó el quinario conjunto del Vía Crucis, de la Santa Faz y del Perdón

Se levanta en el paseo de la Victoria un monumento a su figura, referente en el mundo cofrade y, sobre todo, en el ámbito de la labor social. Un busto en su memoria abre las puertas de La Trinidad, pues se encuentra éste en la intersección con la calle Lope de Hoces. Párroco durante 30 años del templo, fundador de sus obras sociales medio siglo atrás y partícipe del impulso de no pocas hermandades, Antonio Gómez Aguilar sigue muy presente allá donde desarrolló tan grande y reconocido trabajo. Desde este domingo, su recuerdo permanecerá también por medio de esa escultura que fue bendecida en un emotivo acto que recogió la asistencia de numerosos cordobeses, así como de autoridades. Tuvo lugar la cita tras la última celebración eucarística del quinario conjunto que en San Juan y Todos los Santos realizaron desde el miércoles las corporaciones del Vía Crucis, de la Santa Faz y del Perdón y que en su último día presidió Juan José Asenjo, Arzobispo Metropolitano de Sevilla y anterior Obispo de Córdoba.

Tuvo Asenjo en su homilía palabras de recuerdo para Antonio Gómez Aguilar, cuya labor continúa en la actualidad a través de la Obra Pía de La Trinidad. Con motivo del cincuentenario del inicio de la misma, se rindió homenaje a su figura este domingo en un sencillo acto en el que estuvieron presentes familiares del sacerdote; el Obispo de Córdoba, Demetrio Fernández; el Vicario General de la Diócesis, Francisco Jesús Orozco; el canónigo de la Mezquita-Catedral y párroco de San Juan y Todos los Santos, José Juan Jiménez Güeto; el Vicario parroquial del templo, Javier Sánchez Martínez; el Arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo; así como distintas autoridades de la ciudad, con el alcalde, José Antonio Nieto, a la cabeza. Fueron también muchos los miembros de la comunidad parroquial y numerosos cordobeses los que asistieron al emotivo homenaje.

Después de que el alcalde dedicara unas palabras a la labor realizada por Antonio Gómez Aguilar, fallecido en 1993, el Obispo de Córdoba procedió junto a él a descubrir el busto, que bendijo posteriormente. Las palabras de Demetrio Fernández, presidente de la Obra Pía de La Trinidad, fueron de deseo de que ésta continúe a lo largo del tiempo. Fue una cita sencilla, pero cargada de emoción, que además culminó el quinario extraordinario que celebraron hasta este domingo las hermandades del Vía Crucis, de la Santa Faz y del Perdón en la parroquia de San Juan y Todos los Santos.

Etiquetas
Publicado el
9 de marzo de 2015 - 13:11 h
stats