Sobre este blog

Como desde siempre he sido reacio a levantar pesos o manipular herramientas, pero sé leer, escribir y hablar, he acabado trabajando (es un decir) en medios de comunicación escritos y radiofónicos. Creo que la comunicación y la cocina tienen muchas cosas en común: por ejemplo ambas necesitan emisores y receptores, y tienen una metodología parecida, una suerte de sintaxis y de morfología que deben ser aplicadas. Cocino habitualmente en casa y mi último descubrimiento ha sido comprobar que recoger y limpiar utensilios mientras preparo la comida es muy bueno: ha cambiado mi vida, de hecho. Buen provecho a todos.

Verano, ahora sí

Curro Jiménez.

0

Cada uno inaugura el verano cuando quiere. Puede ceñirse al calendario astronómico y pensar que empieza el 21 de junio. Tal vez hay quien lo arranca en la Noche de San Juan quemando cosas y encendiendo deseos o quien lo inaugure por una notificación del móvil. También porque se inaugura la temporada de baño en la piscina del barrio o de su comunidad. O por la salmodia de ofertas de aires acondicionados de los grandes almacenes o por una velada de fin de curso con becas y birretes o con una estampida de niños y niñas saliendo por la verja del colegio del barrio.

O por el primer mordisco a una sandía.

Para mí el verano comienza cuando la Televisión Española repone Curro Jiménez. De esto hace cinco días. Otra vez.

Me conecta con la infancia. Curro, El estudiante, El algorrobo y El fraile cabalgan por la Sierra de Ronda haciendo el bien. Luchan contra la invasión francesa y contra la oligarquía afrancesada de la burguesía lugareña entre olivos, encinas, caminos y cortijos que no difieren mucho de los que ahora pueden ver aquellos que se dedican a practicar el turismo rural.

Curro Jiménez se convierte, a veces, en nuestra Pimpinela Escarlata y también es capaz de convertir el Torcal de Antequera en el Bosque de Nottingham. Pero, sobre todo es nuestro western (convertido en southern en este caso) donde se asaltan diligencias y hay damiselas zalameras (qué le vamos a hacer).

Me tomo un vaso de gazpacho y veo La 2 a las 14:15 cada día y todos los días son verano ya.

En la pantalla de mi tele, junto al ventilador, aparecen actores y actrices cada vez más muertos verano a verano y personajes eternos también verano a verano.

Me da por pensar que hoy Curro Jiménez asaltaría compañías eléctricas y desviaría el suministro gratis a quienes lo utilicen para cultivar marihuana indoor que lleve alegría y venza el dolor. Son cosas mías.

No entiendo mucho de equitación, pero creo que no he visto a nadie montar a caballo con más elegancia que a John Wayne, Clint Eastwood y Sancho Gracia.

Que lo sepan esos de Córdoba Ecuestre o Cabalcor o como se llame esa milonga de la que Curro Jiménez se descojonaría enseñando sus dientes blanquísimos y apoyando el trabuco en la cadera.

Sobre este blog

Como desde siempre he sido reacio a levantar pesos o manipular herramientas, pero sé leer, escribir y hablar, he acabado trabajando (es un decir) en medios de comunicación escritos y radiofónicos. Creo que la comunicación y la cocina tienen muchas cosas en común: por ejemplo ambas necesitan emisores y receptores, y tienen una metodología parecida, una suerte de sintaxis y de morfología que deben ser aplicadas. Cocino habitualmente en casa y mi último descubrimiento ha sido comprobar que recoger y limpiar utensilios mientras preparo la comida es muy bueno: ha cambiado mi vida, de hecho. Buen provecho a todos.

Etiquetas
stats