Sobre este blog

Como desde siempre he sido reacio a levantar pesos o manipular herramientas, pero sé leer, escribir y hablar, he acabado trabajando (es un decir) en medios de comunicación escritos y radiofónicos. Creo que la comunicación y la cocina tienen muchas cosas en común: por ejemplo ambas necesitan emisores y receptores, y tienen una metodología parecida, una suerte de sintaxis y de morfología que deben ser aplicadas. Cocino habitualmente en casa y mi último descubrimiento ha sido comprobar que recoger y limpiar utensilios mientras preparo la comida es muy bueno: ha cambiado mi vida, de hecho. Buen provecho a todos.

Plátanos

Leonard Cohen

0

Ahora como muchos plátanos. Siempre me han gustado. También escucho a Leonard Cohen que se come uno en la foto de portada de su disco más popular: “I´m your man”.

Cohen y los plátanos tienen algo de ancestral, melancólico y vanguardista. O futurista, diríamos.

Cuando llegó Leonard Cohen, ya estaban aquí los plátanos. De distintas variedades. Es una fruta que comemos muchos animales. Expansiva y que se da en los diferentes continentes, con diferentes variedades en tamaño y color. Yo como una que creo que se llama “Cavendish” y que no es grande ni pequeña, y que, creo, me la exportan desde las Islas Canarias.

Como plátanos crudos, recién pelados, como un ciclista antiguo. También los he comido en rodajas, fritos; pero puntualmente y por no quedar mal en algún viaje al extranjero.

A veces alguien simula que pela un plátano en la grada de un pabellón de hockey o de una cancha de fútbol para recordarle a un deportista negro que es negro. Gran tontería; pero desagradable.

He visto al negro que vende pañuelos en el semáforo de la avenida que cruza mi barrio comiéndose un plátano comprado en la frutería de la esquina. Un plátano como el que me comí yo también de media mañana. Le saludé. De alguna manera pertenecíamos a la misma cofradía de comedores de fruta matutinos.

No me gusta ver las coladas de lava arrasando las plataneras de La Palma. La Naturaleza es violenta. Procuro rechazar la violencia.

Me gusta escuchar “I´m your man”, de Cohen, un cantante viril y heterosexual que se hace fotografiar en la portada con un plátano recién pelado en su mano. Tiene gracia. Dice cosas.

Sobre este blog

Como desde siempre he sido reacio a levantar pesos o manipular herramientas, pero sé leer, escribir y hablar, he acabado trabajando (es un decir) en medios de comunicación escritos y radiofónicos. Creo que la comunicación y la cocina tienen muchas cosas en común: por ejemplo ambas necesitan emisores y receptores, y tienen una metodología parecida, una suerte de sintaxis y de morfología que deben ser aplicadas. Cocino habitualmente en casa y mi último descubrimiento ha sido comprobar que recoger y limpiar utensilios mientras preparo la comida es muy bueno: ha cambiado mi vida, de hecho. Buen provecho a todos.

Etiquetas
Publicado el
17 de octubre de 2021 - 05:50 h
stats