So cool; demasiado

El próximo alumbrado navideño del centro de la ciudad, intensificado en la calle Foro Romano (llamada así, de momento), fue anunciado por el alcalde y definido como un City Branding para Córdoba. Algo así como que la intención es que se convierta en "marca –o sello- de ciudad", con Málaga –esa cruiser city branded- como referencia.

Vale.

El alcalde también ha dicho que quiere crear una especie de organismo para que los empresarios que tuvieran la idea de venir a instalarse a la ciudad lo tuvieran más fácil. Concretamente aspiró a que los empresarios tuvieran un soft landing en Córdoba: un aterrizaje tranquilo, suave, en la ciudad (es metafórico, of course: de momento no vendrán muchos por avión).

Vale.

El alcalde –que viste más raro que yo (pero entiendo que es una mera cuestión de gustos o disgustos)- parece hablar como un CEO (Chief Executive Officer) de la ciudad en vez de como máximo representante municipal de sus conciudadanos

Él pensará que suenan guay sus declaraciones públicas, las hará con buena intención, pero alguien debería advertirle que la ciudad no es una empresa, sino la máxima expresión del sentido de la política, las relaciones en la polis y eso... los vecinos, sus servicios, las aceras, las relaciones, el parque, las cosas...

Le pido, con humildad, al alcalde que baje la bola al césped, que deje de pegar esos balonazos verbales al cielo y que la toque un poco más.

Se lo digo como futbolero amateur y sobre todo como ciudadano.

La neolengua es peligrosa.

Hay literatura que lo explica. Y que lo advierte.

Búscala.

Etiquetas
Publicado el
2 de noviembre de 2019 - 23:38 h