A ritmo de victorias

Los conjuntos cordobeses de División de Honor y Liga Nacional rozan de nuevo la perfección, que no es posible debido a la derrota del Séneca | La crisis de los rojinegros se agudiza

Tal y como ocurriera dos semanas atrás, los máximos representantes cordobeses del fútbol juvenil volvieron a rozar la perfección en una jornada en la que sólo la derrota del Séneca en División de Honor impidió el pleno de triunfos. La crisis de los rojinegros se agudiza en una máxima categoría -sigue sin sumar tras cinco partidos- en la que el Córdoba volvió a vencer para alcanzar la cuarta plaza. Pero si bien marcha el equipo que dirige Carlos Losada, mejor lo hace el segundo conjunto blanquiverde. El conjunto de David Sanz mantiene impoluto su expediente y continúa en lo más alto de la tabla de Liga Nacional: es líder con la totalidad de los puntos que hasta el momento se han puesto en juego. En esta categoría también funciona el Figueroa, que de nuevo se muestra infalible en casa y logra el cuarto lugar en la clasificación.

La derrota que sufriera en la primera fecha del campeonato, en el partido que significó su regreso a la categoría, queda en el más absoluto olvido para el Córdoba. El cuadro blanquiverde camina con seguridad en su nueva aventura en División de Honor, una competición complicada en la que hasta ahora sabe manejarse para estar en la zona noble de la tabla. El equipo que dirige Carlos Losada mantiene su positiva evolución y es cuarto con diez puntos, a dos del líder, el Almería, después de obtener una clara victoria en Marbella. La escuadra malagueña, que se encuentra en la parte baja de la clasificación, poca oposición pudo mostrar ante los califales, que tras dominar sellaron su triunfo con una goleada (3-0).

En el lado opuesto al Córdoba se halla el Séneca, que es el único representante de la ciudad al que el comienzo de curso no le está sentando bien. La necesidad de lograr su primera victoria, e incluso su primer punto, empieza a ser cada vez mayor. Más que nada para escapar de la ansiedad que produce una situación tan complicada como la que por el momento vive el conjunto de Isaac Cuesta. Los rojinegros, que son los únicos que todavía no saben lo que es sumar en la categoría, cierran la clasificación. Porque tampoco pudo ser este fin de semana, en el que por si fuera poco les tocó visitar al que es uno de los mayores huesos de la competición, el Málaga. El equipo albiazul, que es quinto con diez puntos tras esta jornada -es decir, está igualado con el Córdoba-, no concedió la más mínima opción de sorprender a su rival, que acabó por ceder por un rotundo 5-0.

El Córdoba sigue imparable en Liga Nacional

Mejor marchó el fin de semana en Liga Nacional, donde al paso por la quinta fecha del campeonato quedan claras dos cuestiones. La primera es el abrumador dominio del Córdoba, que en su retorno a la categoría sólo sabe ganar. La segunda es que en casa el Figueroa no ofrece lugar a la discusión a sus rivales y suma cada partido como local por triunfo. En el caso de los blanquiverdes, adiestrados por un David Sanz que ya la pasada campaña consiguiera convertir en campeón de Andalucía a su conjunto infantil, hubo de trabajar para obtener su cinco de cinco. Lo hizo en Huelva, ante un Recreativo que vendió cara la derrota (1-2), pero que al final sucumbió ante quien es el líder de la división.

El Córdoba es el único equipo que lo ha ganado todo en Liga Nacional hasta el momento. Como todo lo gana en su feudo el Figueroa, que este fin de semana se dio un auténtico festín de goles ante el Xerez (7-0). Gracias a su paseo militar ante uno de los adversarios de la zona baja de la tabla, los rojillos son cuartos con nueve puntos y a tres del segundo y el tercer clasificado, que son Sevilla y Betis, respectivamente.

Etiquetas
Publicado el
5 de octubre de 2015 - 19:02 h
stats