El Adesal no pierde los principios

Sus equipos conquistan las ligas provinciales alevín, infantil y cadete mientras el primer equipo se aferra con orgullo a la DHF

No ha habido mal de altura en el Adesal Córdoba, el único equipo de la capital que milita en una máxima división de su deporte. Estar en la División de Honor Femenina de Balonmano no ha significado que se deje de mirar la cantera sino que, al contrario, la apuesta se ha reforzado. Las jugadoras de élite se convierten en el espejo perfecto en que mirarse -de hecho, alguna ejerce también como entrenadora en las bases- y en La Fuensanta se respira ese aroma especial que tienen los proyectos bien estructurados, que no pierden la ambición por más que se tengan que mover con medios modestos.

El Adesal ha conquistado todas las ligas menores con sus equipos de alevines, infantiles y cadetes. Su nivel ha sido superior al resto de los competidores, que han tenido que resignarse ante el dominio de la escuadra de La Fuensanta. Este fin de semana, las alevines, infantiles y cadetes se desplazan a la localidad onubense de Palos de la Frontera, donde afrontarán el torneo Día del Balonmano. Alli tendrán la ocasión de chequear su potencial con los equipos de Dos Hermanas, Lepe, Lagos y Palos, lo que dará la ocasión a los técnicos de contrastar el potencial de sus respectivas plantillas con rivales de fuera de la provincia. En Córdoba no han encontrado oposición.

Con una trayectoria sólida en sus divisiones formativas, el Adesal pretende lustrar más su palmarés en el ámbito autonómico. Las alevines, que fueron campeonas de Andalucía hace dos campañas, mantienen el bloque y aspiran a luchar por el título. De este vivero han ido surgiendo con el paso de los años jugadoras que actualmente militan en la primera plantilla, encarnando la trayectoria perfecta: de la base a la élite con la misma camiseta. Meriem Ezbida, Alba Sánchez, Azahara Barea o las últimas en llegar, Lola Córdoba, Ángela Ruiz o Eli Requena, representan un ideal. Su discurso a las niñas no puede ser más convincente: tienen el ejemplo en casa. Este viernes, a las 20:45 horas, el Adesal jugará en La Fuensanta ante el poderoso Bera Bera. Tras su brillante triunfo en la pista del Castelldefels, el equipo regresa a su hogar. Lucha por seguir entre los mejores de España. Y las niñas que estarán en la grada, las campeonas de Córdoba, sabrán que su sueño puede ser realidad algún día.

Etiquetas
Publicado el
6 de marzo de 2014 - 14:35 h
stats