Ponencia programática

 

"UCOR está con nuestro rey"

(Rafael Gómez. Presidente de UCOR)

Si alguien tenía dudas de cuál es la forma de Estado que defiende Unión Cordobesa ya lo sabe. No hace falta mucha literatura para diseñar un programa político incardinado en la democracia parlamentaria. Una voz a grito pelao en medio del Pleno municipal y punto pelota. Hasta el martes, en que tuvo lugar la sesión municipal ordinaria de junio, no teníamos la menor idea del modelo institucional del principal partido de oposición. Nos lo recordó el concejal díscolo Baquerín en un receso del pleno. "En el programa electoral no viene ni una letra al respecto". Baquerín sabe lo que dice. Lo redactó él de puño y letra.

La laguna programática de UCOR la arregló su presidente en un periquete. Para eso es el propietario de la marca. Así que agarró el micrófono desde su escaño, enchufó decibelios por un tubo y proclamó su fidelidad a la monarquía de toda la vida de dios. Así que ya lo saben. Desde el martes poco antes del vermú, UCOR es una formación de inspiración monárquica. Otros crean comisiones de trabajo y dedican horas y horas en congresos a definir su identidad política. UCOR no necesita tanta farfolla. Un, dos, tres, ya está.

Por ese camino llegamos a la conclusión de que los partidos unipersonales son sumamente operativos. Olvídese usted de comisiones ejecutivas, cuotas de integración, listas cremallera, sector crítico y todas esas zarandajas que no hacen sino entorpecer la toma de decisiones. De primarias ni hablamos. Una modernidad innecesaria, que diría Galileo Florido, el coordinador local de IU.

Digámoslo claro: UCOR es el sueño dorado del aparato y los secretarios de organización. Un modelo versátil, flexible y dinámico como su consejero delegado. UCOR está con nuestro rey. ¿Alguna pregunta?

Etiquetas
Publicado el
21 de junio de 2014 - 02:19 h
stats