La UCO estrena una plataforma antivuelco para vehículos militares en Rabanales

Inauguración de la infraestructura antivuelco de vehículos militares en Rabanales.

El Campus de Rabanales ha estrenado este lunes una infraestructura antivuelco para vehículos de grandes dimensiones en condiciones estáticas. El rector de la Universidad de Córdoba, Manuel Torralbo, ha expuesto que institución “sigue trabajando conjuntamente con el Ejército de Tierra”, demostrándose este martes en un taller que acogerá el Rectorado.

La infraestructura, pionera en España, consta de una plataforma de inclinación progresiva y su correspondiente sistema de control. Esta destaca por sus dimensiones (10 metros de largo y 4,5 metros de ancho) y su capacidad de levantamiento de un peso de más de 40 toneladas. Esta incorpora unos sensores que miden en tiempo real la variación de la carga en cada uno de sus puntos de apoyo.

A la simulación han asistido Gregorio Blanco, profesor titular Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Montes; el Teniente General Jefe de Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra, Fernando García de las Hijas y el Teniente Coronel Antonio Molina Chaparro del Cuerpo de Ingenieros.

Por su parte, Blanco ha destacado que “esta permite llegar hasta el ángulo límite de vuelco del vehículo”. Este se comprobará “cuando las ruedas que se sitúan sobre unos sensores que miden la reacción, pierdan el contacto es cuando se produciría el vuelco”. En ese momento los sensores lo captarán y “se determina el ángulo límite, lo que caracteriza la estabilidad lateral del vehículo”, ha añadido el profesor de la ETSIAM.

El también profesor de la ETSIAM Jesús Gil, ha explicado que la investigación en este ámbito comenzó motivada por las muertes causadas por el vuelco de vehículos. “Hablamos de 60 o 70 muertos al año solo en vuelcos de vehículos de agricultura sin contar con los militares”, ha matizado. Por ello se ha investigado “la estabilidad dinámica de los vehículos” cuyo dato fundamental para ello es “el centro” del mismo“, según ha añadido Gil.

En todo caso, si el vehículo llegase a volcar hay unos cojines en el lateral para que se apoyase. Según ha detallado Blanco, la plataforma tiene 3 cilindros hidráulicos y capacidad para 40.000 kilos “aunque podría llegar hasta 100 toneladas si quisiéramos”. También consta de unos inclinómetros y acelerómetros “para captar la velocidad angular y el grado de inclinación de la plataforma en todo momento”. Todo aparece en las pantallas que se encuentran en la cabina vigilada por el técnico.

El técnico Juan Luis Gamarra, que ha estado al mando del ensayo ha explicado que “la plataforma tiene una inclinación de 25 grados, lo que es cerca del 50% de pendiente, sin embargo, el habitáculo tiene una inclinación de 32 grados, superior al a de la plataforma por el efecto de la suspensión, que juega un papel muy importante. Esta hace que mientras circula vuelque a una inclinación menor”.

Por último el teniente general del Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra, Fernando García y García de las Hijas, ha agradecido a la Universidad la invitación y añadido que “lo que presentamos hoy tiene un marco amplio de aplicación, ya que puede utilizarse para vehículos militares y de tipo agroforestal”. García de las Hijas ha recordado que el éxito del proyecto redundará en el Ejército, en la UCO, “pero especialmente en el desarrollo económico y social de Córdoba y Andalucía”. 

Etiquetas
stats