Urbanismo se reúne con AAVV Rafael Alberti en barriada El Ángel de Alcolea para normalizar la situación de sede

Fuentes, junto a los vecinos.

El presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) de Córdoba, Salvador Fuentes (PP), y responsables técnicos de la GMU han realizado una visita a Alcolea para abordar la situación de la sede social de la Asociación de Vecinos (AAVV) Rafael Alberti, en la barriada El Ángel, tratar otros asuntos de interés para la barriada y abordar la situación de los terrenos del nuevo puente de Alcolea.

Según informa el Ayuntamiento en una nota, el presidente de la GMU y técnicos del Servicio de Patrimonio han mantenido un encuentro con el presidente de la AAVV Poeta Rafael Alberti de la barriada, Antonio Álvarez; el presidente del AMPA Santa Isabela del colegio, Francisco Soldado, y la delegada de Alcaldía, Antonia Yuste. El objetivo de este encuentro es estudiar y avanzar en el expediente de adquisición de los terrenos para la sede y normalizar la situación de la AAVV en “unos espacios idóneos para las actividades que realiza”.

Al respecto, han destacado que “esta reunión es un hito importante para la barriada, ya que sienta las bases de colaboración con el Consistorio para la solución de unas instalaciones muy necesarias y útiles para los vecinos”. “A partir de ahí iniciaremos desde el Ayuntamiento un proyecto de reforma y modernización del edificio que gestiona de manera ejemplar la asociación de vecinos y el colegio”, ha indicado Fuentes.

En este encuentro también se ha abordado la situación de los terrenos del nuevo puente de Alcolea, una vez iniciado el expediente de expropiación forzosa para la ejecución de las obras de construcción sobre el arroyo Guadalbarbo, que facilitará el acceso a las Urbanizaciones El Sol y Los Encinares, en Alcolea.

Las dos fincas afectadas son una de mil metros cuadrados y otra de 3.000 metros cuadrados, todo ello después de que la Junta de Gobierno Local resolviera las alegaciones presentadas tanto al proyecto como a la relación inicial de bienes y derechos de necesaria ocupación, formuladas por los propietarios de las fincas afectadas. La GMU aprobó la ejecución del proyecto elaborado en 2018 por parte de la Diputación.

El presupuesto para esta “importante y muy demandada” actuación asciende a 1.095.000 euros. La nueva infraestructura tendrá una anchura de diez metros, lo que permitirá establecer dos carriles de 3,5 metros cada uno y de largo medirá 41,35 metros sin apoyos en el medio. El plazo de ejecución de los trabajos está estimado en siete meses y la idea del organismo es adjudicar las obras a finales de 2022.

Etiquetas
stats