La UCO y Fundación La Caixa presentan el programa permanencia académica para alumnado de Las Palmeras

Foto de familia de la presentación del programa.

El rector de la Universidad de Córdoba (UCO), José Carlos Gómez Villamandos, y la vicerrectora de Políticas Inclusivas y Vida Universitaria, Rosario Mérida, han presidido este martes el acto de presentación del programa UCO-Fundación La Caixa de ayudas para favorecer la incorporación, permanencia y promoción académica del alumnado del barrio de Las Palmeras en la UCO para el curso 2021-2022.

Según ha indicado la institución universitaria en una nota, este curso académico, un total de doce estudiantes, siete de los cuales repiten del año pasado, se beneficiarán de este programa fruto del convenio suscrito en abril de 2018 entre la Universidad de Córdoba y la Asociación Vecinal Unión y Esperanza de Las Palmeras.

El objetivo de dicho programa es aumentar la implicación en las enseñanzas universitarias del alumnado en esta barriada cordobesa, así como evitar el absentismo escolar, reducir el nivel de fracaso y abandono escolar, facilitar el acceso a la Universidad, promover el éxito académico y la obtención de titulaciones de Grado en la Universidad de Córdoba.

En octubre de 2019 se incorporó a esta iniciativa la Fundación La Caixa, que se mantiene como socio preferente en el programa y que este martes ha estado representada por José Manuel Almagro, director del Área de Negocio de Caixabank en Córdoba; Yolanda López Cosano, delegada de la Fundación La Caixa en Andalucía; y Rubén Rodríguez Arias Monroy, director de Banca de Instituciones de Caixabank en Córdoba.

Para la consecución de los objetivos del programa se han creado grupos educativos entre los seis estudiantes universitarios voluntarios --cinco alumnas del Grado de Educación Infantil y un alumno del Doble Grado de Historia e Historia del Arte-- y los estudiantes becados de Las Palmeras, de modo que cada universitario ofrecerá acompañamiento y motivación a dos alumnos becados de Las Palmeras para que continúen con sus estudios.

Simultáneamente, a las familias de los estudiantes becados se les asigna una ayuda a las familias para cubrir las necesidades básicas del alumnado. Este apoyo se ve reforzado con la entrega de ordenadores y el desarrollo de competencias lingüísticas con un curso de 60 horas de inglés.

La vicerrectora de Políticas Inclusivas y Vida Universitaria, Rosario Mérida, ha destacado que este programa “nos da la oportunidad de ser una universidad más humana”. La vicerrectora ha recalcado que “no se trata de regalar nada, sino que obedece a la lógica de la justicia y la equidad, pues se trata de dar oportunidades y que las personas del barrio se comprometan, por lo que compromiso es la palabra clave”.

Respecto a los estudiantes voluntarios de la UCO que participan en el programa, Mérida ha señalado que este programa les ofrece “la oportunidad de formarse como ciudadanos críticos, pues entran en contacto con otras realidades y se derriban mitos y prejuicios”.

El rector de la UCO, José Carlos Gómez Villamandos, ha mostrado su agradecimiento a la entidad financiadora, así como a los estudiantes y familias participantes en el programa, “por permitirnos dar respuestas concretas a situaciones de desigualdad, generando oportunidades de futuro mediante la educación”.

Por otro lado, José Manuel Almagro, director del Área de Negocio de Caixabank en Córdoba, ha declarado que “nuestro trabajo merece la pena si podemos ayudar a que doce chicos a formarse, llegar a la universidad, ser unos buenos profesionales y tener la oportunidad de cambiar sus vidas”.

Por su parte, Luis Maya Pardal, presidente de la Asociación Vecinal Unión y Esperanza de las Palmeras, ha subrayado la importancia de que este programa se mantenga en el tiempo, siendo este ya el cuarto año, “algo que al principio era impensable y que está calando enormemente en el barrio, generando ganas de estudiar”.

En nombre del alumnado becado ha hablado Judit Molina Casado, alumna que lleva cuatro años en el programa y que actualmente está cursando primer curso de Educación Social en la UCO y ha explicado a los presentes su historia de superación personal, manifestando que, “una vez superado el miedo inicial, estoy súper contenta de haber llegado hasta aquí”.

Entretanto, Ascensión Torrecillas Aguilera, en nombre de las familias participantes, ha expresado su agradecimiento por participar en este programa, ya que “ahora noto la motivación por estudiar que tiene mi hijo y lo veo capaz de conseguirlo”. Por último, Marta Ortega Moreno, representante de los estudiantes de la UCO, ha subrayado la alta motivación y expectativas que tienen los voluntarios por poder contribuir a la lucha contra la desigualdad y convertirse en personas más respetuosas y empáticas.

Etiquetas
stats