El PSOE aplaude la norma que dota de carácter educativo al ciclo de 0 a 3 años

Imagen de archivo de una escuela infantil | PIXABAY

La senadora socialista por Córdoba, María Ángeles Luna, vocal en la Comisión de Educación y Formación Profesional en el Senado, ha valorado que el Real Decreto de Infantil tenga como objetivo avanzar en la democratización y la igualdad en el acceso a la educación, para favorecer la cohesión territorial y social.

En una nota, la senadora cordobesa ha pedido al presidente andaluz, Juanma Moreno, que “tome nota” del Gobierno de España y que universalice la Educación Infantil de cero a tres años y ha puesto en valor la aprobación del Ejecutivo de Pedro Sánchez del Real Decreto por el que se establece la ordenación y las enseñanzas mínimas de la Educación Infantil, que se implantará el próximo curso y que en Córdoba afecta a 45.128 menores.

Luna ha animado a Moreno Bonilla a seguir, igualmente, los pasos del PSOE de Andalucía “que desde el año 2002 está trabajando por universalizar la Educación Infantil de cero a tres años”. “Fue precisamente el PSOE de Andalucía el que puso en práctica con argumentos y con presupuesto el plan de apoyo a las familias, para garantizar el acceso universal a este servicio educativo y de igualdad de oportunidades”, ha recordado.

Luna ha enfatizado que la voluntad del Gobierno de España “es la de avanzar en la democratización y la igualdad en el acceso a la educación de los niños de cero a tres años” y, de hecho, “ya se está avanzando para que la gratuidad en el ciclo 0-3 años sea una realidad en los dos próximos años, con una inversión de más de 170 millones de euros para la creación de 65.000 plazas públicas nuevas” de los que 123 millones de euros serán para crear más de 12.000 plazas de esta etapa en Andalucía.

Sin embargo, como ha lamentado la senadora socialista, el Gobierno de la Junta de Andalucía “no solamente desprecia esos 123 millones de euros para crear esas plazas gratuitas en zonas desfavorecidas dando la espaldas a las familias andaluzas que menos recursos tienen, sino que, además, en este curso se han quedado libres 44.635 plazas de 0 a 3 de las 123.590 ofertadas por la Junta, un dato imputable al coste de unos 200 euros por cada niño o niña en un nivel educativo no obligatorio, de manera que las familias que no pueden asumir este gasto dejan a sus menores en casa a cargo, sobre todo, de las madres o de los abuelos”.

“Desde el PSOE tenemos claro que la conciliación laboral, familiar y personal es una necesidad” y, por eso, el pasado 14 de diciembre se presentó en el Congreso de los Diputados una reforma legislativa propuesta a instancia del PSOE de Andalucía para dar un paso más hacia la universalidad y gratuidad de la Educación Infantil de 0 a 3 años “con el triple objetivo social que supone avanzar en igualdad de oportunidades, en el éxito educativo de los niños y niñas andaluces y en conciliación y corresponsabilidad familiar, garantizando además mejores condiciones laborales a las y los trabajadores que se dedican a la atención socioeducativa temprana”.

Con este Real Decreto aprobado por el Gobierno de Pedro Sánchez “se regula, por primera vez, las enseñanzas mínimas del primer ciclo de Infantil y se aborda la educación de 0 a 3 años con carácter educativo y no solo asistencial o de cuidados” tratándose, ha ahondado la senadora socialista, en una “etapa vital en el desarrollo formativo y académico de los niños y niñas”.

Luna ha explicado que, como hasta ahora, toda la Educación Infantil tiene un carácter voluntario y se ordena en dos ciclos (0-3) y (3-6). Este segundo ciclo, además, será gratuito, “ya que esto se enmarca en el plan que deberá establecer el Gobierno, en colaboración con las administraciones educativas, y en el marco de la nueva Ley educativa (LOMLOE), cuyo objetivo es la progresiva implantación del primer ciclo mediante una oferta pública suficiente y a la extensión de su gratuidad, priorizando además el acceso del alumnado en situación de riesgo de pobreza y exclusión social y la situación de baja tasa de escolarización”.

El Real Decreto establece los objetivos, las competencias clave y las competencias específicas que deberán adquirir los menores durante esta etapa y también recoge los criterios de evaluación, los saberes básicos y las situaciones de aprendizaje.

Entre sus objetivos, Luna destaca que los niños y niñas “conozcan su propio cuerpo, que desarrollen sus capacidades emocionales y afectivas, ejercitándose en el uso de la empatía y la resolución pacífica de conflictos, evitando cualquier tipo de violencia, por otro lado también están entre los objetivos, que se desarrollen habilidades comunicativas en diferentes lenguajes y formas de expresión, o que ser promuevan, apliquen y desarrollen las normas sociales que fomentan la igualdad entre hombres y mujeres”.

Etiquetas
stats