Marzo y el entretiempo: poca lluvia y con barro, nubes, sol, alguna tormenta y temperaturas suaves

Una persona con patinete meses atrás

Llega marzo. Y con marzo, la primavera. El invierno meteoclimatológico finalizó este pasado domingo con más pena que gloria en Córdoba y provincia. Tras un triste diciembre en lluvia, un enero normal y un febrero también por debajo de su media pluviométrica, y un frío de los de antaño que solo estuvo presente a finales de diciembre y en la primera mitad de enero -con la borrasca Filomena hasta en el postre-, se cierra otro trimestre invernal que no ayuda demasiado a los embalses. Un sabor amargo a otro invierno más cerca de lo extraño que de lo que era normal en otras épocas. Que el verdor de los campos cordobeses no engañe, porque tenía que haber llovido bastante más. Lo caído de diciembre a febrero no llega ni a la media de la primavera.

El polvo sahariano hace irrespirable el aire de Córdoba

El polvo sahariano hace irrespirable el aire de Córdoba

Y llega la primavera meteorológica

El trimestre a priori más movido del año comienza con lo habitual en los últimos tiempos, más acentuado en la época que viene: incertidumbre, más bandazos de la cuenta en la predicción de los modelos meteorológicos y una provincia que siempre está en mitad de todo, para lo bueno y para lo malo. El tiempo viene con una atmósfera que sigue sin ganas de traer una dinámica rompedora de manera decidida. Habrá de todo, pero sin nada llamativo.

La primera semana de marzo llega a Córdoba con algo de lluvia, en general débil. Seguirá acompañándonos el polvo en suspensión que llegó hace unos días y que afecta a la calidad del aire, y que también hará posible que esa lluvia que caiga venga con barro. No se descarta alguna tormenta aislada en zonas de sierra. Los cielos nubosos se irán alternando con sol de calima y de nuevo con vuelta a la nubosidad a partir del mediodía del jueves, cuando se espera el descuelgue de una dana (depresión aislada en niveles altos). Dependiendo de dónde se sitúe finalmente, lloverá o no lloverá a final de semana. Así lo ven los principales modelos. Será necesario esperar unos días para saber qué ocurrirá el viernes. Las temperaturas apenas sufrirán cambios reseñables hasta dicho viernes, cuando sí parece probable una bajada en las máximas. Las más altas rondarán el miércoles los 22 °C, tras subir ligeramente, y antes de bajar el viernes de nuevo por debajo de los 20 °C. Las mínimas se situarán entre los 7-9 °C. El ambiente diurno, como suele ser habitual, será algo más fresco fuera del valle del Guadalquivir y la campiña. También el nocturno en zonas tradicionales de los Pedroches, el Guadiato y la Subbética.

Fuente: AEMet / Meteociel / Weather.us

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
Publicado el
1 de marzo de 2021 - 13:55 h