Vuelta al trabajo con susto: Andrés Martín no acaba la sesión

Andrés se retira con la rodilla protegida tras el choque con Piovaccari | JOSÉ MANUEL SERRANO

El Córdoba CF regresó al trabajo después de contar con el fin de semana de descanso, una medida tomada desde el club nada más acabar el duelo contra el Real Zaragoza al no existir enfrentamiento la pasada jornada -el rival correspondiente era un Reus Deportivo que ya no figuraba en competición-. Los pupilos de Rafa Navarro empezaron a preparar la cita del próximo domingo (20:00 horas) ante la UD Las Palmas, compromiso donde los blanquiverdes podrían certificar el descenso a Segunda División B tras una temporada para olvidar. Y pese a que estuvieron todos los miembros del primer equipo -también el defensor Kevin Bautista del filial-, el susto lo dio Andrés Martín en un choque con Federico Piovaccari. El delantero tuvo que marcharse de la Ciudad Deportiva debido a un fuerte golpe en su rodilla derecha. Rápidamente le trataron con hielo y optaron por cesar su actividad.

Los jugadores aparecieron en torno a las seis de la tarde por las instalaciones deportivas sin generar mucha expectación. De hecho, la presencia de aficionados durante la sesión de trabajo se repartió entre los equipos de las categorías base. El hartazgo y el poco espíritu competitivo de los profesionales que visten la elástica cordobesista, además de los componentes extradeportivos que día a día generan una desidia total, fueron motivos más que razonables para que la hinchada diera la espalda a los suyos. Las pocas esperanzas de aquí al final de curso pasan por lograr algún triunfo que maquille -difícilmente será así- el esperpento acontecido, ya que hasta el más optimista dejó de defender lo indefendible hace tiempo. Para ello, Navarro podría recuperar a varios efectivos que habían sido baja por lesión como Miguel Flaño, Jaime Romero, Federico Piovaccari o Manzambi.

El central navarro arrastraba desde principios de abril molestias musculares, aunque ya retornó con el grupo la semana anterior. Romero, en cambio, inició la activación, pero posteriormente permaneció media hora al margen junto al recuperador Eugenio Gavilán. El extremo manchego sufrió un golpe en la cadera y una “lesión en la musculatura aductora” ante el Real Oviedo -el 21 de abril- que le impiden todavía ejercitarse con normalidad. También en ese duelo liguero tuvo que retirarse Piovaccari del campo por una “lesión de grado I de la porción larga del bíceps femoral”. El proceso de recuperación del máximo goleador del Córdoba fue mostrado a través de las redes sociales en un vídeo donde se ejercitó junto a José Roca, fisioterapeuta y osteópata, y el propio Gavilán. A esos problemas se le añadió la “gonalgia” -dolor en la rodilla- sufrida por Manzambi. No obstante, los dos delanteros completaron todo el entreno sin impedimentos.

El ánimo del vestuario resultó positivo a lo largo de la hora y veinte minutos que duró la jornada. Los jugadores, de forma constante, intentaron centrarse únicamente en las indicaciones de Navarro dejando a un lado el descenso virtual a la categoría de bronce. Sin embargo, el míster corrigió en varias ocasiones a sus hombres al no quedar satisfecho por su trabajo. Repartidos en varios grupos para la recta final de la sesión, Javi Lara bromeó cuando iban a fotografiarle por vencer junto a su equipo en el cómputo global de los ejercicios. “Los ganadores cobran”, indicó entre risas para rebajar toda la tensión que rodea a la situación de impagos de futbolistas y empleados.

El conjunto cordobesista regresará al verde el miércoles a las 10:30 horas. La Ciudad Deportiva albergará un entrenamiento que será a puerta abierta. El jueves, pero en el estadio El Arcángel y a puerta cerrada, seguirán con la preparación. El viernes, mismo horario y en la Ciudad Deportiva con presencia de aficionados, efectuarán la última jornada en territorio cordobés antes de viajar a Las Palmas. Ya el sábado, en la previa del partido, tendrán sesión después de aterrizar en Canarias.

Etiquetas
stats