Nada volverá a ser como antes y eso basta por ahora

.
El Córdoba muestra su perfil más seductor y vence al Granada en su presentación en El Arcángel | El equipo de Oltra, aún en formación, se impone con goles de Xisco y Nando

Las tiendas cerradas en el centro, los chavales bañándose en las fuentes del Vial, los peroles en El Arenal alrededor de un avión que no vuela, el crujir de las pipas en el cine de verano o las obras en la calle Alfaros. Córdoba tiene sus rituales de agosto y los cumple con resignada dignidad. Uno de ellos es la presentación del Córdoba CF, el equipo de la ciudad o el coto privado de un empresario, segun sople el viento. Después de hacer historia en Primera División -a su triste modo-, el club vuelve a comparecer en Segunda. En El Arcángel no se veía fútbol desde mayo y podría decirse que el personal tenía ganas de reencontrarse con su equipo, aunque éste se parezca a aquel en poco más que el color de las camisetas. Unos ocho mil en las gradas. Más que deseo se detectaba inquietud -impropia, pero a todas luces justificada- en el auditorio por encontrar asideros para reconstruir su pasión. Un resultado, alguna jugada combinada, un fichaje con buena pinta... Argumentos para nacer de nuevo. Como cada verano, el Córdoba enseñó a su fiel clientela eso que se suele llamar proyecto y que no es más que una declaración de intenciones, más o menos creíble y más o menos costeada. El Córdoba se ha colocado -sus constructores lo han hecho- la etiqueta de aspirante al ascenso. Ante el Granada, en una noche de agosto, lo pareció por momentos. Faltan tres semanas para que todo arranque de verdad y Oltra tiene tarea. El valenciano -como un buen puñado de jugadores- debutó en la que ahora es su casa. Sus moradores de siempre les esperan con la predisposición de llegar a hacer algo juntos. De momento, ya se conocen. Y se gustan.

Para empezar, indicios sobre el porvenir de unos cuantos. Juan Carlos, Ekeng y Samu ni siquiera se sentaron en el banquillo el día de la presentación. A día de hoy no cuentan. Tampoco estuvo Florin Andone, que anda renqueante de una lesión que se produjo en Torrevieja. El club no quiere arriesgarse a que se rompa precisamente ahora. El rumano le será útil en cualquier caso, ya sea en el campo o en la tesorería, si llegase en los próximos días alguna oferta interesante. En la portería, un debut: Razak Brimah. Al internacional ghanés le dijeron hace justo un año, en las vísperas de la presentación del Córdoba, que ahí tenía la puerta. Se fue sin estrenarse en el primer equipo y ahora vuelve directamente al primer plano de la escena. Una presencia impactante. Como la de Xisco, que se marchó el pasado invierno entre silbidos -en el mejor de los casos- y retornó con el nueve en la espalda y el brazalete de capitán. Esto es el Córdoba, señores. El club de las segundas y las terceras oportunidades.

Oltra, en su primer partido en el banquillo local de El Arcángel, sacó de arranque a siete fichajes. El olor a nuevo provocó un chispazo de emoción compartida en la grada y en el campo. El primer intento del Córdoba, con todo, llegó con el sello del futbolista con más tiempo de servicio en la entidad. López Silva se escapó de la marca y lanzó un tiro mordido que detuvo en dos tiempos Andrés Fernández. El meta nazarí vio cómo se iba ligeramente desviado un tiro con mucha intención de Víctor Pérez cuando se llevaba un cuarto de hora. El Granada, que siguiendo su tradición en los últimos años es una auténtica multinacional, apenas se dejaba ver en ataque. Robert Ibáñez, cedido del Valencia, lanzó algún zapatazo lejano. En el Córdoba también está cedido un prometedor talento de Mestalla, Nando García, que dejó excelentes sensaciones. En sus botas nació el primer tanto cordobesista. El extremo lanzó un centro que se lanzaron a rematar Pineda y Xisco. Tocó el balear, aunque le ayudó involuntariamente a meter la pelota el granadinista Foulquier. Los jugadores abrazaron a Xisco, que de modo accidental firmó el primer tanto de su nueva etapa en el Córdoba.

El Granada se estiró un poco y tuvo el empate en un disparo de Jhon Córdoba que Domingo Cisma sacó bajo los palos, después de que Razak dejara el balón muerto tras no conseguir blocar un tiro raso. Sin embargo, el Córdoba manejaba mejor la situación. Con ventaja en el marcador, Markovic y Víctor Pérez se compenetraban bien en el medio campo y, en los flancos, López Silva y Nando andaban activos. El valenciano puso la rúbrica a su buena noche con un golazo. Agarró el balón en el pico del área y lo puso en la escuadra. El 2-0 subió al marcador, en el graderío se cantó el “Volveremos otra vez” y la imaginación se puso a volar en la calurosa noche de agosto cordobés. Nada reprochable. Son las leyes del fútbol de verano. Al intermedio llegaron los anfitriones en medio de aplausos.

En la reanudación, Sandoval metió tralla. Fran Rico, Babin, El Arabi y Rochina entran de golpe. En el Córdoba, Oltra siguió su método de pretemporada. Los mismos once sobre el césped y las mismas sensaciones. El cuadro blanquiverde, bien colocado, apenas pasaba apuros. Luso cumplía en el lateral derecho y el central Héctor Rodas se mostraba contundente ante los asilvestrados intentos de un Granada poco pulido. Xisco pudo anotar el tercero de la noche en un cabezazo que se fue ligeramente desviado tras un buen servicio de López Silva. La grada coreó su nombre. La redención del balear es uno de los pilares sobre los que se fundamenta el plan cordobesista.

Insúa y El Arabi tuvieron acercamientos al marco de Razak, que vio con alivio cómo sus disparos salían fuera por muy poco. El Córdoba jugaba con aplomo, como si fuera un partido con tres puntos en juego. Después de que el Granada hiciera siete cambios, Oltra seguía en el campo con los mismos once que iniciaron el pleito cuando aún lucía el sol sobre el estadio. Con el 2-0, y a falta de veinte minutos, el técnico valenciano llevó a efecto su cambio masivo habitual durante los ensayos estivales. Entraron de golpe Caballero, Arturo, Bernardo, Fidel, Fran Cruz y Abel Moreno. Pese a la revolución, el tono se mantuvo. El Córdoba gobernó bien los últimos minutos e incluso pudo hacer el tercero de la noche. Con lo que se vio, de momento, basta y sobra. El Arcángel sólo vio una victoria en Liga en toda una temporada y estaba anémico. El nuevo Córdoba le proporcionó un primer bocado y todo el mundo se fue contento.

FICHA TÉCNICA

CÓRDOBA CF, 2: Razak, Luso, Héctor Rodas, Deivid, Domingo Cisma, Markovic, Víctor Pérez, Nando, López Silva, Pineda y Xisco. También jugaron Caballero, Arturo, Bernardo, Fidel, Fran Cruz, Abel Moreno y Fran Serrano.

GRANADA CF, 0: Andrés Fernández, Foulquier, Mainz, King, Salva Ruiz, Uche, Krhin, Piti, Edgar, Robert Ibáñez y Jhon Córdoba. También jugaron Oier, Babin, Rochina, El Arabi, Fran Rico, Success, Insúa, Jaadi y Carmona.

ÁRBITRO: Alejandro Gil Sergio (Colegio Andaluz). Amonestó con tarjeta amarilla a Carmona, del Granada.

GOLES: 1-0 (18') Xisco. 2-0 (29') Nando.

INCIDENCIAS: Partido de presentación oficial del Córdoba CF, disputado en el estadio El Arcángel ante unos 8.000 espectadores.

Etiquetas
stats