Un trayecto aún más complejo

Luis Muñoz, en un lance del duelo con el Deportivo | ÁLEX GALLEGOS

La situación apenas varía. Si bien avanza una posición, continúa en la zona baja de la clasificación. Aun así, el ambiente es distinto en el inicio de una nueva semana. Ésta la arranca el Córdoba con gratas sensaciones y punto ante uno de los adversarios más poderosos de la categoría. El empate ante el Deportivo significa, en cierto modo, un paso adelante los blanquiverdes, que transcurridas diez jornadas puede encontrar un mínimo consuelo en un dato. Éste no es otro que el hecho de que a estas alturas de campeonato se haya enfrentado a siete de los diez primeros en la tabla. De hecho, el cuadro califal supera este tramo de la temporada después de haberse enfrentado a los cuatro conjuntos que se hallan en cabeza. Una circunstancia ésta que viene a hacer aún más complejo, en su comienzo, el trayecto del equipo de José Ramón Sandoval.

El Córdoba trata de hacerse un sitio en Segunda A después de uno de los veranos más duros jamás recordados. Rebasado su límite salarial, el club tuvo pocas opciones para reforzar su plantilla. La tesitura fue difícil y sólo consiguió superarla mínimamente, con los fichajes que le permitió LaLiga. Y estos fueron de futbolistas sub 23 o con el menor salario posible. Con todo, el cuadro califal se lanzó a la aventura sin temor. En los primeros compases de la campaña sufrió sobre todo lejos de El Arcángel, si bien en su feudo tampoco fue capaz de dominar como hubiera querido. Es así cómo sólo logró sumar siete puntos de los 30 que hasta ahora se disputaron. Eso sí, revisada la clasificación tras esta última jornada el conjunto blanquiverde dejó atrás nada más y nada menos que un 70% de enfrentamientos con rivales de la zona alta y media alta de la clasificación.

Tuvo una dificultad añadida este Córdoba construido a marchas forzadas, y ésta fue precisamente el potencial de buena parte de sus adversarios. Entre ellos se cuentan el Málaga -líder de Segunda A-, el Granada -que es tercero- y el Deportivo, que es cuarto y fue el segundo de los tres descendidos de Primera a los que ya se midieron los de José Ramón Sandoval. En ese grupo de cabeza está el Alcorcón, que nadie esperaba ver en ascenso directo antes de arrancar el campeonato liguero. Ante los madrileños consiguió sumar el conjunto blanquiverde, que también lo hizo ante los coruñeses. La historia en los derbis fue muy diferente, pues los califales cedieron de manera rotunda: 3-0 y 3-1, respectivamente.

Sólo a Las Palmas y Mallorca, como equipos que ocupan plaza de ascenso o play off, no se midió el equipo de José Ramón Sandoval. Por el contrario, sí que lo hizo ante el séptimo clasificado, un Oviedo que por ahora es el único rival que supo vencer en El Arcángel (2-4). Además, el cuadro califal cayó de forma estrepitosa ante el Albacete (3-0) para no variar en lo que a su imagen como visitante se refiere. Y en este punto llegó el único triunfo del Córdoba -en Liga- en lo que va de temporada. Lo consiguió ante un Almería que tampoco muchos creían iba a estar en la zona noble de la tabla. Por si fuera poco, el conjunto blanquiverde encara ahora un nuevo duelo con uno de los adversarios posicionados en la parte media alta de la clasificación. Se trata de un Sporting de Gijón que tras empatar ante el Cádiz (0-0) este domingo se colocó décimo.

Fuera de estas plazas, lo curioso es que el Córdoba sólo se enfrentó por el momento a sólo un equipo que se encuentra en zona de descenso. Éste es el Tenerife, que llegó a El Arcángel con José Luis Oltra de estreno en su banquillo. Ante el cuadro canario sumó otro punto el equipo de José Ramón Sandoval, que completa hoy por hoy su lista de enfrentamientos ante dos rivales que forman parte del vagón de cola del tren que pretende ascender o disputar la fase de ascenso. Son el Numancia y el Osasuna, que son undécimo y duodécimo, respectivamente. Lo que ha de venir quizá sea más sencillo, pero no tanto -no valen las confianzas-.

Etiquetas
stats