Una reconstrucción en el centro de mando

Córdoba CF - Sevilla Atlético en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

A pesar de todo el lío judicial que envuelve al Córdoba CF, el apartado técnico sigue trabajando con vistas a una temporada que se antoja "ilusionante" según las palabras del propio Miguel Valenzuela, director general del área deportiva blanquiverde. Por ello, lo primero que debería hacer la nueva parcela es suplir las carencias que la plantilla tenía la temporada pasada. Tras las bajas de José Antonio González, Imanol García y Luis Garrido, tal y como confirmó el propio Valenzuela, el centro del campo queda desértico para Javi Flores. El mago de Fátima debería ser el futbolista por el que pase todo el juego blanquiverde y los ojeadores califas ya buscan en el mercado para encontrarle una serie de perfiles que sean acordes con las necesidades que podrían surgirle al técnico Juan Sabas.

Javi Flores fue el fichaje estrella del verano pasado, pero no ha brillado lo suficiente debido a que no jugaba en su posición predilecta. Por tanto, el principal objetivo de la dirección deportiva es dotarle de compañeros que logren realzar su juego e intentar que el de Fátima alcance el máximo nivel. Gracias a esto, el Córdoba debería ganar en una fluidez que era la asignatura pendiente para los blanquiverdes el pasado año, ya que durante gran parte del campeonato faltaba ese futbolista que filtrara pases y combinara a la defensa con el mediocentro de una manera óptima y rápida.

Por otro lado, y aunque aún quedan bajas por confirmar, el centro del campo se ha visto mermado. Después de que se anunciase que no iban a continuar tanto José Antonio González ni Imanol Garrido y que Luis Garrido tiene pie y medio fuera de la entidad califa, el Córdoba deberá reestructurar esta posición ya que no tiene ningún futbolista con carácter defensivo a excepción de Xavi Molina. El catalán podría ocupar esta demarcación, aunque su sitio parece estar -tal y como se ha visto el presente curso- como tercer central tras Djetei y un primer defensa de nivel que la entidad debería incorporar.

Además, Juan Sabas tendrán un papel principal en la planificación de la plantilla. En su etapa en el Extremadura, el madrileño era muy polivalente con su sistema. Empezó con un 4-2-3-1 variando al 4-3-3 según las necesidades que ofrecía el partido. Por ello, el Córdoba trabaja desde hace semanas para incorporar a futbolistas con un plus de ataque para el centro del campo, pues, presumiblemente, jugará con tan solo un punta en la delantera. Además, el club blanquiverde tiene la misión de encontrar a un enganche que se acople a la perfección tanto a Javi Flores como a Piovaccari, quien deberá también ser clave la temporada que viene para que la entidad presidida por Abdulla Al-Zain consiga ese ansiado ascenso al fútbol profesional.

Etiquetas
stats