Rafa Blanco cruza la acera: también se va a Cordobasket

Rafa Blanco, con una toalla al cuello, con el Bball | TONI BLANCO
El ala pívot de 2'03 y 19 años, con pasado en la cantera del Real Madrid y campeón de Europa con España U16, deja el Bball Córdoba para seguir a las órdenes de Rafa Sanz

Otro más que ha sido seducido por el proyecto del Cordobasket y el magnetismo de Rafa Sanz, bajo cuyas órdenes vivió la temporada pasada un determinante primer capítulo de su recuperación como jugador tras una gravísima lesión de rodilla que frenó su proyección. Rafael Blanco León (Córdoba, 1997) será jugador verdinegro la próxima temporada, según confirmó el club que preside Ángel Lopera en una nota de prensa. El ala pívot, de 19 años y 2'03, ya había comenzado a entrenar con algunos de los que serán sus nuevos compañeros y tenía la decisión tomada. Dice así adiós al Bball Córdoba, con el que el curso pasado acreditó unos promedios de 1'4 puntos y 1'5 rebotes en 9 minutos por partido. Comenzó a jugar sus primeros minutos en enero, después de más de un año alejado de la competición por una lesión de rodilla que le hizo pasar por el quirófano.

El jugador afirma que en su decisión de cambiar de club ha sido determinante el hecho de “continuar con el cuerpo técnico que me ha ayudado a recuperarme de mi lesión. Ellos ya conocen las condiciones de mi rodilla perfectamente, y ello, unido a la confianza mostrada por parte de Rafa Sanz tras una  dura temporada en la que me costó encontrar sensaciones, ha sido fundamental en mi decisión”.

Forjado en la cantera del Maristas de Córdoba, Rafa Blanco fue fichado por el Real Madrid en edad cadete después de haber brillado tanto en su club como en las selecciones provincial y autonómica, con la que se proclamó campeón de España infantil siendo determinante en la final frente a Cataluña junto a otro cordobés, Adolfo Vega, que fue reclutado por el Unicaja malagueño. La pasada temporada volvieron a coincidir ambos en el Bball. En el próximo campeonato compartirán vestuario en el Cordobasket.

En el Madrid, Blanco disputó los dos años de cadete y el primero como júnior. En la temporada 2012-13 conquistó la medalla de oro en el Campeonato de Europa U16 celebrado en Kiev (Ucrania), formando parte de una prometedora generación del 97 al lado de Santi Yusta o Jonathan Barreiro. El cordobés ya había logrado un Campeonato de Madrid, un Campeonato de España, el NIJT L'Hospitalet y un subcampeonato de Europa, el logrado en la Final Four de Euroliga celebrada en Milán. Su ingreso en la categoría junior en el Real Madrid no le reportó buenas sensaciones, pues dejó de tener minutos y protagonismo. El Estudiantes le llamó y Blanco pasó al Ramiro de Maeztu para jugar con el júnior de segundo año y el equipo de EBA, pero sufrió una dura lesión que frenó su proyección.

Decidió entonces regresar a Córdoba, donde el Bball le ofreció la posibilidad de comenzar a entrenar con el equipo EBA mientras seguía su proceso de rehabilitación. A comienzos de año disputó sus primeros minutos y Sanz dosificó sus intervenciones, que fueron aumentando en el tramo final del campeonato. Blanco tuvo una buena aportación en la Final Four de Plasencia y en la Fase de Ascenso a LEB Plata de León, coincidiendo los partidos más exigente con las ausencias por lesión del pívot guineano Cheick Conde. Para Rafa Sanz, la incorporación de Rafa Blanco “es una de esas alegrías que te da el baloncesto de vez en cuando. Comprobar que la exigencia y el esfuerzo se imponen. El sí de Rafa Blanco es la constatación de querer, de luchar, de recoger lo que uno merezca. Ojalá esto sea solo inicio de un curso positivo para el jugador y para nuestro club. Ambos merecen lo mejor”.

Rafa Blanco es el quinto jugador que militó el pasado curso en el Bball Córdoba que cambia de acera para enrolarse en el Cordobasket, tras Arturo López, Ángel López, Adolfo Vega y Joselito Gutiérrez, al margen del técnico Rafa Sanz, del preparador físico Esaú Sánchez y de todo el cuadro de fisios y médicos.

Etiquetas
stats