Los puntos de la gente

Aficionados y jugadores tras el último partido en El Arcángel | MADERO CUBERO

En el Carranza, otra alegría. No para tirar cohetes aún, pero sí para no caer en el desánimo ni torturarse pensando en cómo puede uno sobrevivir fuera de las plazas fatídicas estando toda una segunda vuelta completa sin ganar fuera. Pero eso es otra historia. El Córdoba, a día de hoy, tiene encarrilado el asunto de la permanencia. El 1-1 ante el Cádiz ha dejado a los de Carrión con tres puntos de colchón -más el golaverage- sobre el Nástic, que marca la línea. En Tarragona andan como locos. Hace apenas unas horas echaron al técnico, Juan Merino, que ya había presentado su dimisión -que no le aceptaron- después de empatar frente al Oviedo la semana pasada. El cuadro carbayón es precisamente el próximo que visitará El Arcángel, el domingo que viene a las 20:30.

“La afición se porta de diez. No creo que haya que pedirles nada más porque ellos se han dado cuenta de lo que nos estamos jugando”, indicó en la zona mixta del Carranza el jugador Javi Lara, una de las referencias del Córdoba actual, que se erigió en portavoz de sus compañeros para lanzar una andanada de piropos a la hinchada. En las últimas jornadas, el papel de los seguidores ha resultado conmovedor. En la última cita casera, ante el Reus, forzaron a los jugadores a salir del vestuario para celebrar el apurado triunfo por 1-0 con un postrero gol de Rodri. Desde el técnico hasta el último empleado del club se entregaron a glosar, de forma más que merecida, las virtudes de la afición en esos instantes críticos. El apoyo a los futbolistas no admite dudas.

Aquel partido ante el Reus no fue bonito, pero sí eficaz. Como el de Cádiz. “No ha sido una de nuestras mejores actuaciones, pero supimos reaccionar”, confesó Carrión una vez terminado el evento. Lara lo ve de un modo práctico: “El punto es muy bueno porque queda una jornada menos y sacamos un punto más a la zona de descenso más el golaverage”. Para el fino centrocampista, el próximo domingo, con El Arenal en plena recogida de los bártulos de la Feria, puede ser el día clave. “Ahora jugamos en casa y se nota que la gente es consciente de lo que nos jugamos. Nos van a apoyar”, dice convencido.

Con nueve puntos aún en juego, las combinaciones por el descenso son múltiples. El Mirandés ya está sentenciado, pero los demás aún le dan vueltas. “Uno mira los resultados de los rivales porque hay muchísimos equipos en la pelea, pero realmente tenemos que ser conscientes de que el próximo partido en casa ante el Oviedo será vital para nuestros intereses”, advierte Lara. El equipo asturiano, ojo, aún no ha dicho adiós al play off de ascenso a Primera. Hará falta dar la mejor versión... y contar de nuevo con el poder de la gente.

Etiquetas
stats