Una primera vuelta impecable para el CBM

Jesús Escribano, en un partido del Cajasur CBM en Fátima | MADERO CUBERO

Un proyecto deportivo que ha visto sus frutos años después de empezar a desarrollarse. El trabajo de varios clubes cordobeses está siendo impecable en la última década. Un ejemplo de ello es el Córdoba Patrimonio de la Humanidad que ha conseguido ascender hasta la máxima categoría del fútbol sala nacional o el Ángel Ximénez de Puente Genil que se ha consolidado en la Liga Sacyr Asobal e incluso está peleando por los primeros puestos de la tabla clasificatoria. Entretanto, hay otra entidad cordobesa que está despertando de su letargo y sus objetivos incrementan con el paso de las jornadas. Y es que el Cajasur CBM ha terminado la primera vuelta del Grupo B dentro de la Primera Fase en la División de Honor Plata como cuarto clasificado, encadenando tres victorias consecutivas y a tan solo un punto del liderato, actualmente ocupado por el Iberoquinoa Antequera.

Y es que el inicio del campeonato por parte de los chicos de Jesús Escribano fue impresionante. Los granates debutaron en el Palacio Municipal de los Deportes Vista Alegre ante el Trops Málaga y consiguieron doblegar al conjunto andaluz con un marcador muy ajustado, logrando así su primera victoria del campeonato regular (21-19). Aunque la buena dinámica no quedó aquí. El Cajasur CBM debía visitar la dura pista del Vestas Balonmano Alarcos Ciudad Real y dio la sorpresa consiguiendo un triunfo agónico basado en la defensa (23-24). Para acabar con el primer tercio de la primera vuelta, la entidad cajista recibía en la Instalación Deportiva Municipal de Fátima a un Amenábar Zarautz que llegaba con la necesidad de puntuar en tierras cordobesas, pero el club local consiguió encadenar su tercera victoria consecutiva (24-20).

Sin embargo, comenzaron las primeras dudas al entrar en el ecuador de la primera vuelta. El Cajasur CBM consiguió un empate en el último instante en el 40x20 del Bathco Torrelavega (28-28) que debía hacer bueno con la visita del Alcobendas durante la jornada siguiente, aunque finalmente no fue así. Los pupilos dirigidos por Jesús Escribano cayeron derrotados en Fátima (26-31) por un conjunto madrileño que fue superior a los granates durante todo el encuentro. Entretanto, la entidad cajista seguía instaurada en los puestos altos de la tabla clasificatoria, pero debía visitar la cancha del Iberoquinoa Antequera, principal favorito para conseguir el ascenso a la Liga Sacyr Asobal. En dicho partido, el plantel malagueño doblegó agónicamente al Cajasur CBM (31-30) y refrendó su liderato una jornada más.

Tras los últimos varapalos sufridos en la competición liguera, los granates debían volver a la senda de la victoria si querían cumplir con el objetivo de acabar la temporada regular en quinta posición, plaza que le asegura un puesto en la siguiente fase por ascender a la máxima categoría del balonmano nacional. Y es que el club cordobés logró encadenar tres triunfos consecutivos nuevamente ante Zamora Rutas del Vino (34-28), Ikasa Balonmano Madrid Boadilla (28-32) y Trapagaran (17-16). Una serie de resultados que les ha valido para acomodarse en la cuarta plaza, a tan solo un punto del liderato y siete por encima del sexto puesto, límite actual para clasificarse a una nueva fase y que actualmente ocupa el Trops Málaga, próximo rival de los cajistas. Asimismo, esta ha sido una primera vuelta que ha terminado siendo muy satisfactoria para las aspiraciones de este Cajasur CBM.

Etiquetas
stats