La primera gran batalla

Juanto Ortuño, en un lance del primer duelo de Liga en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

Otra importante prueba tiene por delante. Ésta es diferente a la anterior pero no menos significativa. Después de completar su primer test de adaptación a la categoría ahora encara uno relativo a su potencial. El resultado al examen precedente no es el mejor o el deseado: partido discreto y empate ante un novato en la división de bronce. Viene el Córdoba empatar ante el Formac Villarrubia en un duelo que le permite saber de qué va esto de la Segunda B. Tras esa cita, el conjunto blanquiverde pretende resarcirse y hacer bueno el punto, como suele decirse, en un choque frontal. Al menos así se debe considerar a priori su encuentro ante el Real Murcia, con el que en principio comparte el papel de aspirante al play off. La contienda de este sábado en El Arcángel es por tanto un desafío común para medir fuerzas. De entrada, el cuadro pimentonero está en desventaja tras sumar sólo un punto en las dos primeras jornadas.

Es la primera gran batalla de la campaña para el equipo de Enrique Martín, cuyo reto inicial es mejorar la imagen respecto de los partidos ya disputados. Sobre todo del mencionado ante el Formac Villarrubia. A partir de ahí, lo realmente esencial para el conjunto blanquiverde es alcanzar el triunfo. Porque el objetivo sólo es posible desde una premisa: “Ganar, ganar y luego volver a ganar”. Es la idea en que insiste el técnico del Córdoba, con recuerdo a Luis Aragonés, desde que arrancara el curso. La victoria en esta ocasión además tiene un valor doble. Por un lado, supone la recuperación de una senda ligeramente perdida en Villarrubia de los Ojos. Por otro, es otra oportunidad de dar forma de fortín a El Arcángel. Este hecho es básico para el preparador califal a la hora de buscar el retorno al fútbol profesional.

No maneja otra opción el Córdoba, por tanto, que no sea la de sumar de tres de nuevo ante su afición. Tan claro lo tiene el equipo de Enrique Martín que ni siquiera importa la circunstancia de jugar a una hora en que la temperatura va a ser elevada. El navarro reitera su discurso de que ningún factor condiciona tanto como lo que se expone en el terreno de juego. Es ahí donde el conjunto blanquiverde desea golpear primero ante un teórico rival directo en la lucha por el play off. Dicho objetivo lo persigue a pesar de una tormenta institucional que no cesa y tras un complicado cierre de mercado de fichajes, precisamente por la situación institucional. Pero la teoría es la de no gastar un instante en otra preocupación distinta al encuentro correspondiente.

Sin perder de vista lo que realmente interesa encara el Córdoba el duelo con el Real Murcia. Lo hace sin embargo con una baja señalada. Es la de Fidel Escobar, que en las dos primeras jornadas se ha convertido en referencia defensiva del cuadro califal. El zaguero se encuentra con la selección de Panamá durante estos días. Pero esta ausencia no va a provocar, al menos en principio, el más mínimo cambio de planes. Enrique Martín va a mantener su ideal táctico con defensa de tres y laterales a modo de carrileros con la única permuta de la sustitución del centroamericano. En este punto aparecen dos nombres, los de Fernando Román y Víctor Ruiz. Ambos se disputan la plaza vacante en la retaguardia. Todo hace indicar que va a ser el segundo quien se haga con el lugar en el once, con Chus Herrero en el centro de la zaga quizá, dado que el primero está recién recuperado de su lesión.

Lo que está claro es que ninguno de los últimos fichajes va a gozar de presencia en la alineación inicial del Córdoba. A Djetei, Gabriel Novaes y Xavi Molina les toca esperar, tal y como adelantara el entrenador blanquiverde en la jornada del viernes. Las cartas las muestra el navarro en este sentido por una sencilla razón. Considera que todavía tienen que acumular trabajo y adaptarse al grupo antes de entrar en acción en el plano competitivo. También es una forma de respetar a quienes llevan en el vestuario desde la pretemporada. El caso es que el once del cuadro califal presenta pocas dudas, en lo que a nombres se refiere además de sobre el esquema, de cara a la contienda con el Real Murcia. Sólo existe la incógnita real sobre Owusu, acerca de si el ghanés va a ser de la partida de inicio o va a tener que aguardar en el banquillo. El africano sigue con el equipo pese a que la pasada semana se previera su citación con la selección sub 23 de su país.

Sea como fuere, el Córdoba encara la que es su primera gran batalla de la campaña. Se mide a un conjunto llamado a pelear por una de las cuatro plazas que dan derecho a final de temporada a pugnar por el ascenso a Segunda A. Es un Real Murcia que precisamente el anterior curso quedara fuera del play off por primera vez desde el 2014-15. Porque el cuadro grana vive su sexta experiencia consecutiva en Segunda B tras perder pie en la 2013-14, curiosamente tras caer ante los blanquiverdes en las eliminatorias por el salto a Primera. Los granas, por cierto, acuden a El Arcángel tras un inicio dubitativo: desconocen la victoria y suman sólo un punto de seis. Su intención es por tanto variar la dinámica y dar un golpe de efecto ante uno de los favoritos a cerrar la 2019-20 con celebración no sólo del Grupo IV sino de la división de bronce.

ALINEACIONES PROBABLES

CÓRDOBA CF: Isaac Becerra, Fernández, Ángel Moreno, Chus Herrero, Víctor Ruiz, Jesús Álvaro, Imanol García, Javi Flores, José Antonio González, De las Cuevas y Juanto Ortuño.

REAL MURCIA CF: Tanis, Álvaro Rodríguez, Edu Luna, Julio Algar, Kevin, Manolo, Juanma, Josema, Alberto Rodríguez, Peque y Chumbi.

ÁRBITRO: Sergio Pérez Muley (Comité Madrileño).

CAMPO Y HORA: El Arcángel, 18:30.

Etiquetas
stats