La polivalencia como cerrojo

.

Un buena defensa siempre significa un buen ataque, o al menos en la mayoría de los casos. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad busca paliar los errores más graves que cometían en la campaña anterior y uno era el juego a balón parado. A la hora de defender de forma estática, los blanquiverdes eran uno de los equipos que más sufrían de toda la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS). Para solucionar este problema, tanto Josan González como la dirección deportiva han optado por revolucionar la posición de cierre para que la defensa pase a ser más férrea y la salida de balón sea más rápida, con el objetivo de buscar un juego más vistoso y óptimo. Asimismo, solo Jesús Rodríguez y Pablo del Moral repetirán en este puesto en la temporada que viene, mientras que Ricardo Mayor podrá alternar esta posición con el ala siempre y cuando la situación lo requiera.

A lo largo de la temporada pasada, este puesto ha tenido un protagonista claro. Pablo del Moral se asentó como uno de los mejores cierres blanquiverdes durante toda la campaña, relegando en un segundo plano tanto a Daniel -fichado en invierno- como a Giasson. De hecho, la dirección deportiva intentó que el catalán fuese el remedio ante la sangría de goles a balón parado que sufría la entidad califa, pero no solucionó mucho. El de Santa Coloma debutó bastante bien consiguiendo su primer gol a los dos minutos contra el Valdepeñas y, tras cuajar unos partidos bastante decentes, se fue diluyendo conforme pasaban los encuentros. Entretanto, Giasson no ha rendido como se esperaba. El cierre italiano vino como un futbolista que debería haber sido un hombre fijo para, por aquel entonces, Miguel Ángel Martínez -más conocido como Maca-, pero Pablo del Moral acabó siendo la opción más segura y fiable a la hora de sacar el balón jugado.

Mientras tanto, el apartado deportivo del Córdoba Patrimonio de la Humanidad ha querido resolver las debilidades que tenía el curso pasado. Con la continuidad de Pablo del Moral como cierre puro exclusivo, Jesús Rodríguez es el único jugador junto al madrileño que podría jugar en esta posición y que vestirá una temporada más como blanquiverde. Asimismo, la dirección deportiva ha decidido firmar a otro jugador que pueda jugar tanto de ala como de cierre. El joven Ricardo Mayor ayudará a estos dos profesionales en esta demarcación si la situación lo requiera. Asimismo, el murciano es uno de los futbolistas con más proyección a nivel nacional y podrá vestir la elástica cordobesa esta temporada al estar cedido por ElPozo Murcia.

De hecho, esta reforma en el puesto de cierre viene de la mano de Josan González. El flamante nuevo entrenador del Córdoba Patrimonio tiene un estilo propio que lo ha ido desarrollando en las categorías inferiores del cuadro charcutero. El técnico cordobés no quiere perder la intensidad propia que tanto ha destacado en el club blanquiverde, aunque apuesta por un juego más vistoso e iniciar el ataque siempre desde atrás. Por ello, Pablo del Moral será una de las piezas claves de un Josan que seguirá apostando por la cantera. Esta reforma es necesaria para que el conjunto califa pueda competir en Primera División y conseguir la ansiada permanencia en la máxima categoría del fútbol sala nacional.

Etiquetas
stats