Celebración rápida y a jugar de nuevo: la Copa aguarda

Integrantes del Cajasur Priego, con la Copa del Rey de 2020

Casi sin descanso. Y en realidad, el casi sobra. El cierre de temporada es realmente intenso, más que en cualquier otra precedente. Un hecho éste que provoca que sólo goce de unas horas para celebrar su último hito. Sus vitrinas cuentan ya con la friolera de siete títulos de Liga. Así es después de conseguir el correspondiente a la campaña 2020-21 este domingo. Pero, tras lograr el trofeo de Superdivisión, el Cajasur Priego ha de reconectar su espíritu competitivo para afrontar la Copa del Rey. Dicho torneo arranca el lunes y en él también interviene como vigente campeón. Más descanso, si bien no mucho en diferencia, tiene el Vidrioservice, que encara en su caso la Copa de la Reina. Tanto un club como el otro entran de nuevo en acción en Antequera.

En efecto, es el Centro de Atletismo VI Centenario de la localidad malagueña la sede de los torneos del KO, como se les conoce en fútbol. No en vano, debido a la especial organización de la campaña con motivo de la pandemia de Covid-19, el planteamiento de la Real Federación Española de Tenis de Mesa (RFETM) fue escoger un escenario concreto para que albergara la disputa de todos los campeonatos del curso. Cerrados los de Superdivisión, que tuvieron lugar durante el fin de semana, llega el turno de la Copa del Rey y la Copa de la Reina. Ambos títulos, el masculino y el femenino, tienen un sistema con comienzo en fase de grupos, en la que obtienen billete para siguiente ronda los dos primeros clasificados de cada uno.

La clasificación en la primera etapa competitiva significa el acceso al sorteo de cuartos de final, ronda en la que cuentan como cabezas de serie los primeros de cada grupo. En cuanto al desarrollo de la fase inicial, a diferencia de lo que ocurre en Liga se da a cinco partidos -y no a seis, por lo que desaparece la opción del empate y la necesidad de acudir al número de juegos en ese caso-. Sea como fuere, tanto el Cajasur como el Vidrioservice afrontan este nuevo reto compartido con la ilusión de luchar por el cetro o, al menos, alcanzar la mejor posición final posible. Esta última premisa es la que se produce sobre todo en el conjunto femenino pues el masculino, cabe recordar, actúa a modo de defensa de la Copa del Rey. En febrero de 2020, antes de la irrupción de la Covid-19 -o del descontrol de la pandemia-, consiguió la del curso pasado.

Pero el cumplimiento de los objetivos no va a ser fácil, ya que las entidades de Priego de Córdoba tienen rivales exigentes en la fase de grupos. El Cajasur debe olvidar en esta ocasión la vigencia de su título, logrado ante el CER L’Escala, para reeditar su éxito. De entrada, el equipo dirigido por Luis Calvo se mide al Atlético San Sebastián, escuadra que se ha quedado a las puertas del ascenso a Superdivisión. Dicho partido lo disputa el lunes a partir de las 16:00. Ya el martes vive el conjunto de la Subbética su segundo enfrentamiento, en que le aguarda, curiosamente, su rival en la final del play off por el campeonato de Liga. A las 9:00 del segundo día de competición se ve las caras con el Arteal.

Idéntico es el calendario de inicio, así como lo son los horarios de sus duelos, para el Vidrioservice Priego. El conjunto femenino también tiene en suerte un grupo complejo. Comienza el lunes, a las 16:00, ante el Tramuntana, un rival que el sábado certificó su ascenso a Superdivisión femenina. Mientras, el martes se enfrenta a un adversario con que guarda un particular choque clásico. Es el Santa Eulària, al que se opone a partir de las 9:00 de la segunda jornada de competición, en este caso, de Copa de la Reina. La escuadra cordobesa acredita en este torneo unas semifinales en 2019 como su mejor resultado histórico.

Etiquetas
Publicado el
13 de junio de 2021 - 15:18 h
stats