Paco Bustos: “Se ha intentado tomar la mejor decisión posible”

.

Un premio agridulce. La temporada 2019-20 quedará por siempre grabada como la más extraña de la historia. Y es justo en la que el Ángel Ximénez de Puente Genil ha firmado su mejor clasificación en Liga Asobal, después de confirmarse su octava posición final tras la decisión de la Real Federación Española de Balonmano (RFEBM) de cancelar definitivamente la competición. Sin embargo, dicho dato queda “como anécdota”, tal y como subraya su técnico Paco Bustos, quien recalca que “queda además que nos puede posibilitar jugar las primeras eliminatorias de la Copa del Rey, que es lo más significativo”, aunque la conclusión se lleva “con cierta tristeza, pues ojalá nunca hubiera pasado esto y todo se hubiera desarrollado con normalidad”.

En lo que respecta a la mencionada decisión final de la REFBM, el preparador cordobés expresa que “se ha intentado tomar la mejor decisión posible, aunque era muy difícil que todo el mundo quedara satisfecho”. Por tanto, a partir de ahí les toca “pensar en el futuro”, sobre el que “quedan muchas decisiones por tomar, como qué tipo de competición será, o cómo y cuándo vamos a empezar”. Asimismo, añade que “está claro que a todos nos urge, porque mientras antes se sepa las condiciones de la competición del año que viene, antes se podrá pensar en los presupuestos, la configuración de las plantillas y pensar en el futuro”.

Paco Bustos aterrizó el pasado verano en Puente Genil para emprender su aventura en Asobal, después de varios cursos de notable éxito con el Adesal. Sin embargo, le ha tocado vivir un curso muy complicado, pues “la verdad es que no ha sido un primer año”, ya que “no lo hemos terminado” y “creo que todo queda tapado por la situación que vivimos a nivel nacional. Todo pasa a un segundo plano después de lo que ha pasado y lo que está pasando”.

Aún así, sobre lo meramente deportivo, el entrenador explica que “empezamos la competición con muchísima ilusión de trabajar, de tirar hacia delante; todo el cuerpo técnico y los jugadores se implicaron”, pero “los principios fueron duros, muy complicados y con muchas dudas”. No obstante, “con confianza, una chispita de suerte y mucho trabajo empezaron a llegar resultados y terminamos fuera del descenso en la primera vuelta, cosa que mucha gente no se esperaba”, pues “nos daban como equipo descendido cuando llegaron los malos resultados”. En efecto, el cuadro pontano fue de menos a más, ya que incluso en la segunda vuelta “empezamos a ratificar esa mejoría”. En este sentido, Busto puntualiza que “conseguir esos cuatro puntos de ocho posibles, cuando en la primera vuelta no habíamos sumado con esos equipos, nos dio alas para meternos octavos y empezábamos unos meses de marzo y abril muy importantes para nosotros, con rivales directos y con los que podíamos haber certificado la salvación y haber hecho una buena temporada”.

Y ahí llegó la suspensión. La crisis sanitaria envolvió a toda la sociedad en un confinamiento por el que cualquier actividad pasaba a un segundo plano. La prioridad era y sigue siendo la salud. “El futuro es incierto”, afirma Bustos, ya que “a nivel económico todos sabemos la crisis que nos va a venir, y a nivel social igual”. Asimismo, lamenta que “seguramente no podrá haber público al principio de liga si la cosa sigue así”, recordando a su vez que el club llevando “trabajando en la planificación de la temporada 2020-21 desde enero y llevábamos muchas cosas avanzadas; queríamos continuidad en plantilla”. Un esfuerzo que ahora se ha parado y “hay cosas que no se van a poder hacer y me consta que desde el club están trabajando mucho en tener un presupuesto, poder tirar para adelante y adaptarnos a lo que hay”. Así, el técnico reitera que “el equipo saldrá seguro en Asobal y lucharemos por la salvación en una liga y en unas circunstancias complicadas”, pero “estamos con mucha ilusión de empezar, pues si empezamos se remarcaría que ya volvemos a la vida cotidiana”.

Etiquetas
stats