Pablo Lozano, nombrado vicepresidente de la RFEF

Pablo Lozano, junto a Luis Rubiales | RFAF

Ya no sólo está al mando del fútbol regional sino que también tiene peso específico en el nacional. En realidad, lo que sucede este miércoles es la confirmación de un hecho conocido desde tiempo atrás. No es otro éste que la confianza de que goza por parte del presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales. Como muestra última se encuentra precisamente su nombramiento como vicepresidente de la nueva junta directiva en Las Rozas. Así, Pablo Lozano mantiene su elevado estatus en el panorama español de la disciplina. El pozoalbense, cabe recordar, está al frente de la Real Federación Andaluza de Fútbol (RFAF) desde 2019.

El relevante avance del cordobés se ha conocido este miércoles, precisamente tras el anuncio oficial por parte de la RFAF. La institución autonómica ha expuesto en su web que “la Real Federación Española de Fútbol ha acordado, en atención a lo previsto en sus Estatutos y demás normas vigentes, el nombramiento del presidente de la RFAF, Pablo Lozano, como vicepresidente de la RFEF en la nueva junta directiva presidida por Luis Rubiales”. La dirección del organismo nacional, es necesario rememorar, ha sido renovada tras proceso electoral concluido en septiembre. Desde entonces sigue como máximo mandatario el propio Rubiales al ser el único candidato y contar con el respaldo suficiente.

“Además, la RFEF acuerda los nombramientos del actual vicepresidente primero de la RFAF, José Manuel Molina Maza, como vocal de la junta directiva, cargo que también ostentará la vocal deportiva de la RFAF, María Martos”, ha continuado la Federación Andaluza. Esta última, por cierto, también es cordobesa, en concreto de Villanueva. La institución autonómica ha resaltado que la triple designación mencionada “es una muestra de la confianza en el trabajo y el nuevo impulso de modernización que desde la RFAF se está llevando a cabo a favor del fútbol y el fútbol sala andaluz para el resto de España”.

Pablo Lozano, natural de Pozoblanco, ostenta la presidencia de la RFAF desde 2019. Fue entonces cuando asumió el cargo tras la dimisión de Eduardo Herrera, histórico dirigente regional. Un mes después fue ratificado en asamblea general extraordinaria. Ya este año, el pasado verano, tuvo lugar un proceso electoral para la representación máxima de la Federación Andaluza. La única candidatura fue la del cordobés, que contó con un apoyo unánime para seguir al frente del organismo hasta 2024.

Etiquetas
stats