Un nuevo proyecto para consolidarse en Primera

.

Salvo algún anuncio inesperado, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad ya tiene cerrada su plantilla para la temporada 2020-21. Un nuevo proyecto reforzado y, al menos en la teoría, con garantías para conseguir la salvación en Primera División de la LNFS. Será la segunda campaña de los cordobeses en la máxima categoría, por lo que contarán con el factor extra de la experiencia. Eso sí, no cabe duda que, dadas las circunstancias actuales, se avecina una de las campañas más complicadas de los últimos años, y en la que la permanencia se pagará muy caro para todos los presentes. Es por ello que la entidad presidida por José García Román, teniendo en cuenta que el curso acabó de forma anticipada para ellos, ha trabajado con paso acelerado durante las últimas semanas para configurar el mejor proyecto posible, antes incluso de que los principales equipos accedieran al mercado, dado que estaban pendientes de sus respectiva fase por el título.

Así, el cuadro blanquiverde puede avanzar ya con plenas garantías de cara al siguiente curso, para el que se ha reforzado con una lista de fichajes que vienen a subrayar dos características principales: la experiencia y la faceta ofensiva. En efecto, para el año que viene se acabó la etiqueta de novato para el Córdoba Futsal, ya que todas sus renovaciones contarán -como mínimo- con este primer curso de bagaje en la élite. Además, todos los refuerzos del club han pasado en alguna ocasión por Primera División, ya sea en España o en el extranjero, varios de ellos, incluso, con títulos a sus espaldas. Por tanto, la ambición es máxima de cara a seguir creciendo.

Y para ello, el equipo de Josan González tendrá que aumentar su rendimiento en diferentes aspectos. Uno de ellos, sin duda, será el ataque, ya que el Córdoba Patrimonio finalizó su temporada con apenas 51 goles anotados, la segunda cifra más baja de Primera. De este modo, en la plantilla continuarán jugadores capaces que crear mucho peligro en el área contraria, tales como Manu Leal, Zequi, Pablo del Moral o Koseky, mientras que los fichajes están de sobra contrastados en dicho aspecto, destacando los casos de Álex Constantino o Alberto Saura. Asimismo, las opciones en el sistema de juego aumentan para González, ya que la entidad dispondrá mayores posibilidades en el juego de ataque. De hecho, la pasada campaña apenas se tenía un pívot puro (Cristian Cárdenas), mientras que Shimizu llegó lesionado en el mercado de invierno y no terminó de adaptarse.

Y esa precisamente ha sido la posición que más ha reforzado la dirección deportiva, ya que, además del internacional Japonés, el técnico de Puente Genil contará con el mencionado Saura o David Sánchez, que puede compaginar indistintamente las posiciones de pívot y ala. Un frente ofensivo de garantías y cargado de polivalencia, al que se unirán futbolistas de banda también con mucho peso ofensivo como el mencionado Constantino, Jesulito, David Leal o Koseky. Eso sí, no han querido perder de vista tampoco la defensa, pues para ello ha llegado un guardameta veterano como Alfonso Prieto, quien cerrará la portería junto a Cristian y Nono, mientras que el joven internacional Ricardo Mayor hará el trabajo de cierre junto a Jesús Rodríguez o Del Moral.

Una base que mantiene su línea de identidad, ya que hasta seis jugadores cordobeses continúan en la plantilla, además de uno de los fichajes y el propio técnico. Un grupo de talento local acompañado de diferentes piezas de fuera para otorgar el salto de calidad pretendido, en una busca de una temporada en la que el propósito será de nuevo salvarse y conseguir consolidarse en Primera División. No será sencillo, pero los primeros pasos ya auguran un buen trabajo.

Etiquetas
stats