Un nuevo parte de bajas que condiciona a Juan Sabas

Carlos Valverde, en el duelo con el Sevilla Atlético | ÁLEX GALLEGOS

Siempre es más complicado trabajar desde la derrota. Aunque tampoco deja de ser cierto que los resultados son solo un factor para analizar el rendimiento de un equipo. De hecho, las sensaciones que está dejando el Córdoba CF en las cinco fechas disputadas son peores que sus resultados, con dos victorias, dos empates y una derrota. En cuanto a los jugadores utilizados, Juan Sabas solo pudo contar con todos los componentes del primer plantel en el partido ante el Recreativo Granada. Para el importante encuentro en Linares, tendrá hasta tres bajas sensibles.

En el trío de bajas del equipo blanquiverde se incluye a Alberto Del Moral. Para sorpresa de muchos, el canterano cordobesista fue descartado en la lista de 20 para jugar contra el Sevilla Atlético, por lo que contó para Germán Crespo en su compromiso en Tercera División, que se cerró con victoria, ante La Palma (3-1). Por desgracia, el pivote cordobesista fue expulsado por doble amarilla en el encuentro disputado en El Arcángel, por lo que queda fuera de toda lista para la próxima jornada liguera. La más inesperada si cabe fue la de Carlos Valverde, ya que el propio club no incluyó en su seguimiento del partido la expulsión por doble amarilla del utrerano. El ex del Extremadura, por tanto, se perderá su tercer encuentro de la temporada tras los dos en los que se ausentó por lesión cervical ante Lorca Deportiva y Yeclano. Además, Juan Sabas también contará con las conocidas lesiones de De las Cuevas y Julio Iglesias, que aún tendrán varias semanas por delante en el camino de su recuperación y rehabilitación física.

Relacionado con la ausencia del ex bético está la situación de Djak Traoré. El también centrocampista del Córdoba disputó 28 minutos como titular contra el Sevilla Atlético y, según los compañeros de Diario Córdoba, fue visto por las calles de la ciudad con el chándal del primer equipo sevillista el día después de la derrota ante lsu segundo plantel. El costamarfileño, que jugó una temporada con los hispalenses en la 2018/2019, ha gozado de numerosas oportunidades para Sabas en el centro del campo y, de hecho, fue frente al filial del Sevilla donde gozó de su primera titularidad. Su bajo rendimiento en sus 80 minutos de juego en tres partidos y su incidente del chándal, por el que se le ha llamado la atención desde el club, podría provocar movimiento en el once inicial. Su más de medio año sin disputar partido oficial le ha lastrado a la hora de tener una alta productividad sobre el campo, donde se le ha visto con movimientos pesados y lento de ideas. Xavi Molina y Sidoel, que han gozado de escasos minutos a estas alturas del curso, podrían entrar en el once en un mediocampo que solo ha tenido a Mario Ortiz y Javi Flores como prácticamente fijos.

En una competición actual donde los errores se pagan con el doble del precio habitual, la reacción debe llegar, ya no solo por los resultados cosechados sino por la imagen desplegada. Se ha demostrado que no vale solo con ser favorito, sino que hay que demostrarlo. Desde la defensa se cimenta un rendimiento más práctico que preciosista, como ya sucedió antes de la derrota ante el Sevilla Atlético. La colectividad por encima de la individualidad y la individualidad al servicio de lo colectivo. La cita ante el Linares, que no es un ultimátum, puede ser un punto de inflexión tanto para jugadores como para, sobre todo, el técnico Juan Sabas.

Etiquetas
stats