La luz se ve muy a lo lejos

Cádiz- Córdoba (2-0) en el Carranza | LOF

La permanencia está a nueve puntos de distancia y el límite lo marca el Nástic de Tarragona, que venció en El Arcángel por 1-5. Y el equipo catalán lleva un partido menos, además. Esos son los datos. Esa es la realidad de un Córdoba que tras la derrota en Cádiz vuelve a mirarse en el espejo de sus miserias. “No queda otra que levantar cabeza, trabajar al máximo y pensar en la semana que viene”, dijo en la zona mixta de Carranza el mediocentro Edu Ramos, una de las presencias fijas en la formación con todos los entrenadores que han pasado por el mando. Ninguno logró sacar unas rentas mínimas para vivir -siempre con apuros, nunca con holgura- en la zona media-baja de la clasificación. Ahora está en la parte final, sin nadie por detrás. Un puesto desmoralizante.

“La sensación que tenemos dentro del campo es muy buena. Tenemos mucho el balón, creamos ocasiones, hemos tenido ocasiones muy claras para que el balón entrara, pero al final nos penaliza. Merecemos más, pero hay que buscar ya la manera de que el balón entre, de conseguir los tres puntos y mirar hacia delante”, explicó Edu. Después de la llegada de Jorge Romero, las actuaciones han sido más convincentes, pero la rentabilidad sigue sin ser la necesaria. Con 14 derrotas en 22 partidos, el Córdoba está metido en un embrollo de difícil solución. Y en las salidas, el balance es horrible: una victoria, un empate -ante el filial del Sevilla- y doce derrotas: cuatro puntos sobre 36 posibles. Uno de 33 después del único éxito, que fue en la última semana de agosto del año pasado en el Carlos Belmonte de Albacete. El equipo manchego es, precisamente, el próximo oponente en el calendario cordobesista. El sábado llegará a El Arcángel.

“Ahora, ante cualquier rival al que nos enfrentemos tenemos que conseguir los tres puntos. Ya no hay partido fácil ni difícil, todos los partidos van a ser finales. Hay que encadenar dos o tres victorias seguidas y en eso estamos trabajando, para que esta semana se consiga esa primera victoria y a partir de ahí encadenar otras”, expresó Edu.

Este lunes se inicia la cuenta atrás para la visita del Albacete a El Arcángel, donde aguarda uno de los partidos más extraños de los últimos tiempos. Más allá de las presiones deportivas, con una urgencia absoluta por sumar los tres puntos, está la situación institucional: Carlos González no vendió la propiedad y el duelo se celebra menos de 48 horas antes de la junta extraordinaria de accionistas en la que estaba previsto el cambio de dueños.

“Estoy un poco ajeno, pero sí es cierto que nos puede llegar a descentrar un poco. Nosotros tenemos que ser profesionales y estar centrados en el trabajo diario y no dar vueltas a nada más que venga del exterior”, dijo en Cádiz el lateral -en esta ocasión, central- Dani Pinillos, quien realizó un llamamiento a los seguidores: “Sabemos que la afición va a estar con nosotros desde el primer momento, o sea que tenemos que hacer de El Arcángel un fortín. Tenemos que salir con uñas y dientes e intentar sacar los tres puntos cuanto antes, y si es en casa ante nuestra afición, que se lo merece, mucho mejor”.

Etiquetas
stats