Lourdes Mohedano sella su pasaporte para Río 2016

Lourdes Mohedano junto a sus compañeras de la selección española de rítmica | @COE_es
La selección nacional de gimnasia rítmica cierra su pase a los Juegos Olímpicos tras un gran concurso general del Mundial de Stuttgart, que acaba con un histórico bronce

Mágico fin de semana para el deporte cordobés. La tremenda alegría que ofreció este viernes Fátima Gálvez tras proclamarse campeona del mundo de Foso Olímpico en Lonato tuvo su continuidad este sábado. En esta ocasión, fue de la mano de Lourdes Mohedano, que al igual que la baenense ya tiene asegurada su presencia en los Juegos Olímpicos de 2016. La peñarriblense selló su pasaporte para Río de Janeiro en el Mundial de Stuttgart después de cerrar con la selección española una magnífica actuación en el concurso general. Así, Córdoba cuenta ya con dos representantes de cara a la cita de Brasil. El conjunto nacional sumó además la satisfacción de lograr una medalla de bronce, que espera sea la primera en este evento. Esta vez, en la ciudad alemana, Mohedano y sus compañeras obtuvieron una tercera plaza que se resistió en el pasado mes de junio en la primera edición de los Juegos Europeos en Bakú (Azerbaiyán). La tercera plaza, por cierto, es histórica, pues España no subía al podio en el concurso general de un Campeonato del Mundo desde 1998.

Quizá no pudo continuar por la senda del oro que abriera en 2013 en Kiev (Ucrania) y continuara el pasado año en Izmir (Turquía), pero alcanzó su objetivo. La selección española estará en Río de Janeiro, adonde también viajará Lourdes Mohedano. La peñarriblense y el resto de componentes del combinado nacional debían terminar entre los ocho primeros lugares en el concurso general del Mundial de Stuttgart, algo que confirmó cuando todavía no había comenzado la competición en el segundo grupo. El conjunto nacional firmó un muy buen montaje el mixto (seis mazas y dos aros) y repitió en el ejercicio de cinco cintas, de forma que en ambos casos obtuvo sendas puntuaciones de 17.450. Quizá pareciera escaso el total de 34.900 de cara a la lucha por los metales, pero no lo fue tanto. En su grupo, España sólo se vio superada por Rusia, que cerró con una nota final de 36.266 (18.016 en la primera rotación y 18.250 en la segunda).

La selección española finalizó de esta forma por delante de otras como Israel (34.283) o Bielorrusia (34.016) a la conclusión de la competición en el primer grupo. En ese instante, ya había sellado su pasaporte para Río de Janeiro y por tanto Córdoba ya contaba con su segundo representante en esos Juegos Olímpicos de 2016. A Lourdes Mohedano y sus compañeras les restaba entonces aguardar lo que sucediera en el segundo grupo del campeonato para saber si además obtenían medalla. Todo marchó como debía para que el conjunto nacional subiera al podio, algo que no hacía desde 1998 en el concurso general de un Mundial. Sólo Bulgaria mejoró su registro con una puntuación total de 35.583, mientras Italia quedaba a un suspiro del bronce. Sus 34.832 iniciales fueron finalmente 34.782, después de que su reclamación tras la segunda rotación disminuyera la nota original (pasó de 17.116 a 17.066). Por tanto, no pudo ser mejor el inicio en Stuttgart por parte de España, que este domingo competirá en las dos finales por aparatos.

Etiquetas
stats