“Le di un poco con el bíceps, pero con la mano pegada”

Xisco celebra su gol a la Real Sociedad  con Fede Cartabia. | ÁLVARO CARMONA
Xisco se reencontró con el gol en el duelo con la Real Sociedad, en el que “lo más justo fue el empate” | El punto sumado ante los donostiarras sirve para “ir cogiendo confianza”

Seis meses transcurrieron desde que marcó por vez última en partido oficial. No veía portería rival desde el duelo que se venció, allá por abril, al Hércules en el Rico Pérez. Es decir, 15 encuentros se tuvieron que suceder para que Xisco volviera a hacer gol. Lo consiguió este sábado ante la Real Sociedad. Sirvió para salvar un punto, pero no fue un tanto de gran factura y estuvo incluso rodeado de polémica. Porque pudo existir mano en el remate, circunstancia que el delantero admitió tras el choque. “Fue un poco de todo. Le pude dar un poco con el bíceps, pero fue con la mano pegada. Fue una jugada rápida, en la que tampoco estoy muy seguro, porque cuando el balón venía intenté meter el cuerpo como pude y le di un poco con el pecho”, explicó el balear respecto de esa acción. “Lo importante es que entró, que valió y que nos dio un empate que podía haber sido más, pero con el que después de cómo estaban las cosas al menos te vas con otras sensaciones a casa”, añadió en ese sentido.

Para el atacante, además, el gol tuvo un gran valor en el aspecto anímico. Necesitaba marcar para acabar con su sequía y también para desquitarse de los errores que tuvo tanto en el duelo con el Málaga como ante la Real Sociedad minutos antes de perforar las mallas de la meta defendida por Zubikarai. “Después de la ocasión anterior y de la de la jornada anterior, que son cosas que a un delantero le duelen, porque son ocasiones que no acostumbras a fallar y siempre sueñas todos los partidos con tener alguna, intenté reponerme y ayudar al equipo. Al final llegó ese gol, que sirve para empatar el partido y que nos da un puntito”, expuso después de confesar que “pasé unos instantes difíciles” por el fallo mencionado. El tanto hizo justicia en el marcador según el balear, que entendió que “la Real tampoco había hecho como para merecer los tres puntos”. “Nos hicieron un gol un poco raro, en el que estuvimos un poco desafortunados en una falta tonta e innecesaria, pero luego no hicieron mucho más”, indicó.

El equilibrio final en el tanteador tiene importancia por la entidad del rival, por mucho que no atraviese un buen momento, y porque sirve para recuperar autoestima. “La Real es un equipo que tiene grandísimos jugadores, pero en este partido lo más justo fue el empate. Y nosotros, quieras que no, después de ir perdiendo, marcar en el tramo final y conseguir un empate va a servir para que el equipo no se venga abajo y para ir cogiendo confianza y afrontar de otra manera el partido con el Atlético de Madrid”, expresó. También habló Xisco sobre la primera semana de trabajo a las órdenes de Miroslav Djukic, sin olvidar la labor de Ferrer en su período como técnico blanquiverde. “La primera semana es diferente, porque cada entrenador tiene sus ideas y sus métodos de entrenamiento. Ferrer nos ha dado mucho el tiempo que ha estado aquí, pero ahora tenemos que olvidarlo un poco y centrarnos en el entrenador que tenemos y en lo que quiere que hagamos los jugadores, centrarnos en volver a formar una familia con el nuevo cuerpo técnico y trabajar, trabajar y trabajar, no nos queda otra”, apuntó en ese sentido.

Etiquetas
stats