Golpe de efecto del Grucal Adesal para soñar

Lance de un encuentro del Adesal. | ÁLVARO CARMONA
Las cordobesas ganan su intenso duelo con el Bolaños (25-21), segundo clasificado, y se sitúan a tiro de las plazas de fase de ascenso | Ana Paula disputa sus primeros minutos con las fuensantinas

Cada conjunto tiene su grito de guerra, su particular forma de conjurarse. El suyo es “¡uno, dos, tres, equipo!”, una proclama que podría resultar algo así como una especie de pose a la galería, pero que sin embargo es un mensaje sincero. El que lanza un Grucal Adesal en el que cada una necesita de todas y todas de cada una para ganar un partido. Ante el Bolaños, segundo clasificado y rival con bastantes recursos, volvió a ser una patente (25-21). Así, las de Paco Bustos pudieron sumar dos puntos fundamentales en su carrera hacia lo que ellas quieran. Porque, por lo pronto, da la sensación de que con los doce que tiene se ha asegurado la permanencia. Aunque ese listón es demasiado bajo para una escuadra, la cordobesa, que no vive por encima de sus posibilidades. En sí, el fuensantino es un equipo que vive por encima de las normas de la lógica y eso siempre es de agradecer en el deporte.

Por eso, se puede decir que este Grucal llama a la puerta. No en vano, a falta de muy poco para que termine la primera vuelta está a un solo punto del segundo, cuyo lugar invita a disputar la fase. Y la fase es… Con todo, por el momento lo único real es que venció al Bolaños. El choque fue de corte singular, pues los hay que destacan por su calidad y otros por su tensión, que también es un argumento de los que gustan en el deporte. El duelo disputado en La Fuensanta fue eso en la primera parte: un partido de altísima tensión. De ahí que se dieran como normales algunas de las imprecisiones que existieron en el juego. Como contraprestación, ni un centímetro de diferencia entre unas y otras. Esa igualdad máxima tuvo a dos jugadoras como protagonistas principales. Por las locales lo fue Andreea Marin. La rumana necesitó de atención médica en la víspera de la contienda pero jugó como si nada de lo que le afectó estuviera presente. Dura en defensa y definición. Por su parte, el cuadro visitante echó mano del meor de sus recursos: Odalys. La cubana era capaz de absorber toda la responsabilidad como si no costara en el ataque. A ella se le sumó Leire Blázquez, muy motivada en el regreso a la que fue su casa.

Fueron los suyos nombres propios de un encuentro que sólo en un momento tuvo una renta de más de un gol en su primer episodio. Fue en el 10-12 favorable al Bolaños, que hasta poco más de tres minutos para el final del acto inicial siempre fue por detrás. Entonces, cuando parecía que peor iba a pasarlo, el Adesal sacó su genio para poner la igualada gracias a un siete metros transformado por Marin. Al descanso, todo estaba por decidir. Tras el paso por vestuarios la tesitura no fue muy distinta en sus primeros compases. El cuadro visitante se echó en los brazos de Aranda, una vez que Odalys parecía poco menos que anulada para intervenir con éxito. Y ésta jugadora adquirió una cuota de protagonismo importante.

Pero el partido seguía en sus cauces de distancias mínimas y carruseles. Incluidos de exclusiones. Se movía casi todo menos el marcador, hasta el punto de que el 17-17 fue una constante. Por cierto, en esa fase el Adesal hizo un par de variantes: Ana Paula debutaba de verde y Ángela Ruiz se situaba en el extremo, donde se sentía cómoda. El caso es que de buenas a primeras un equipo desatascó el partido. Fue el de La Fuensanta. Aparecieron Espe López, Vanessa Benítez, Arantxa Hernández y hasta la brasileña con un gol de fantasía. De repente, el Grucal alcanzó un 21-17 ideal para enfilar la recta final. El Bolaños se acercó a dos goles y entonces se produjo un momento clave: tercera exclusión de Alba Sánchez y dos minutos para Odalys. Con todo, las visitantes lo siguieron intentando, topándose con un problema llamado Meriem Ezbida y con dos zurdazos de Ángela Ruiz. Sólo faltó darle la sentencia, pero lo cierto es que las fuensantinas ganaron, sumaron dos puntos y, probablemente, se hayan enganchado a algo más.

FICHA TÉCNICA

GRUCAL ADESAL, 25: Meriem Ezbida, Vanessa Benítez (1), Andreea Marin (6), Arantxa Hernández (8), Alba Sánchez (1), Espe López (5) y Ángela Ruiz (3) -siete inicial-, Isa Moreno, Ana Paula (1), Alba Ruiz, Olga Solana (p) y Raquel Guirao (p).

BOLAÑOS, 21: Sobrino, Blázquez (6), Aranda (5), Odalys (4), González, Naranjo (1) y  Ávila (2) -siete inicial-, Romero (p), Martín (2), García, Sánchez () y Rocío (1).

ÁRBITROS: García y Vinagres. Descalificaron a la local Alba Sánchez por tres exclusiones (53´). Excluyeron a Andreea Marin y Ana Paula (2), por las locales; y a Aranda (2), Martín (2), Naranjo y Odalys, por las visitantes.

PARCIALES: 1-0, 4-4, 6-5, 7-6 10-9, 12-12 (descanso), 15-15, 17-17, 17-17, 21-18, 23-20 y 25-21.

INCIDENCIAS: 150 espectadores en la Sala de La Fuensanta. Partido correspondiente a la novena jornada de Liga en la División de Honor Plata femenina.

Etiquetas
stats