Fede Vico, de Granada a Leganés

Fede Vico, en un partido con el Granada

Resulta un tanto sorprendente, pero también cierra un círculo. Después de dos cursos en Primera, e incluso con debut en competición europea, regresa a Segunda A. Es en la categoría de plata donde más experiencia acumula y a la que vuelve de la mano de un club que ya apostara por él hace tres años. Fede Vico pone punto final a su periplo en el Granada e inicia una nueva aventura en el Leganés. Porque la entidad madrileña se hace con los servicios del cordobés para las dos próximas campañas, con opción a una tercera, después de finalizar su vinculación contractual con el cuadro nazarí. Con este fichaje, el conjunto pepinero trata de reforzar su pretensión de luchar por el salto a la máxima categoría.

El cambio de aires del extremo, canterano del Córdoba, se ha conocido este domingo tras anuncio oficial por parte del Leganés. El conjunto madrileño ha informado de dicho movimiento en su web oficial, y con difusión en redes sociales, por medio de un texto en el que ha destacado la trayectoria del jugador. Respecto del recorrido de Fede Vico cabe recordar que el club de Butarque le contrató en verano de 2018, si bien optó por una cesión directa al Granada. Los papeles eran diferentes en ese momento para la escuadra blanquiazul y la rojiblanca en cuanto a categorías. Su notable participación en el ascenso del cuadro nazarí a Primera en la 2018-19 provocó que éste obtuviera los derechos del cordobés.

Federico Vico Villegas (Córdoba, 1994) recala en el Leganés con una amplia carrera a sus espaldas pese a su edad. Con 27 años ya son diez los que suma dentro del fútbol profesional. Su debut en una de las principales divisiones del país se produjo en medio de la campaña 2010-11, cuando apenas tenía 16 años. Disputó sus primeros minutos en Segunda A con el primer equipo del Córdoba, club en que se formó como jugador. Aunque fue en la temporada 2011-12 cuando terminó de despuntar para hacerse un hueco en el cuadro califal, con el que tuvo ocasión de estrenarse en Primera sólo unos cursos después. En el 2014-15, el conjunto blanquiverde le recuperó como cedido tras su histórico retorno a la elite. Vivió, por tanto, el tormentoso descenso.

Entre medias, el extremo se convirtió en el mayor traspaso de la historia del Córdoba en ese momento. Salió rumbo al Anderlecht, pero la suerte no le sonrió en Bélgica. A su llegada sufrió una lesión importante y no tuvo posibilidad de reivindicarse en el club de Bruselas, que le cedió al Oostende y después al Albacete. No fue hasta diciembre de 2016 cuando recibió una propuesta que le permitiera redimirse y empezar a crecer de nuevo. Fichó por el Lugo, entidad con la que destacó hasta el punto de atraer, en efecto, al Leganés, entonces en Primera. Pero en 2018 terminó por vestir la elástica de un Granada con el que celebró el salto a la elite en 2019. Fue pieza clave dentro del ascenso del cuadro nazarí, en el que siguió las dos siguientes campañas. 

Etiquetas
Publicado el
15 de agosto de 2021 - 13:44 h