Miguelín y un primer gol como blanquiverde

Miguelín durante un encuentro en Vista Alegre

El duelo del pasado fin de semana entre el Córdoba Patrimonio de la Humanidad y el Burela FS, que acabó con victoria califal por 1-4, quedará durante un tiempo grabado en la mente de unos pocos. Eso sí, seguramente por encima de todos, dicho triunfo haya sido más especial si cabe para Miguel Sayago. El fichaje estrella del cuadro blanquiverde pudo al fin estrenarse como goleador en su nuevo equipo, dejando lucir de nuevo un olfato ofensivo que andaba desaparecido en los últimos años. Y es que si hay algo que Miguelín ha recuperado con fuerza desde su llegada a la ciudad, es la sonrisa. Volver a sentirse futbolista después de una etapa final un tanto amarga en ElPozo Murcia, club en el que estuvo desde la 2011 a 2021, erigiéndose como uno de los mejores jugadores de la historia de la entidad charcutera, con la que logró nada menos que tres Supercopas de España (2012, 2014 y 2016) y dos Copas del Rey (2016 y 2017). Asimismo, se convirtió en un fijo en la selección española, con la que conquistó dos Eurocopas (2012 y 2016). 

El innegable que la capacidad goleadora ha sido una de las cualidades que mejor han acompañado al mallorquín a lo largo de su trayectoria. Los números están ahí. De hecho, desde su llegada al club murciano, su media de goles casi siempre estuvo por encima de los 15 por temporada, con picos extraordinarios como los 31 de la 2012-13 o los 30 que firmó en la 2011-12. Nadie duda ahí de su capacidad, pese a que en los últimos años anduviese realmente cuestionada. Las lesiones comenzaron a lastrarle a partir del curso 2019-20, en el cual apenas pudo participar en un partido, mientras que la campaña pasada únicamente vio puerta en una ocasión en un total de 26 encuentros, aunque solo tres como titular y con un media de minutos muy baja. 

Precisamente estas fueron las razones por las que el jugador decidió cambiar de aires tras una década como futbolista murciano, aceptando así la oferta del Córdoba Patrimonio, en la que fue fundamental el peso de Josan González. Una apuesta ambiciosa por ambas partes, ya que el club buscaba dar un paso en su potencial competitivo con uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol sala español, al tiempo que Miguelín quería otra vez sentirse importante en la máxima categoría estatal. 

Y el fruto de esta unión va poco a poco viendo sus resultados. Y es que el jugador, que desde su llegada ha mostrado el máximo compromiso y un estado de forma impecable, pudo al fin estrenarse como goleador en el choque ante los gallegos, que supuso la segunda victoria del plantel califa en tres encuentros. En concreto, el ala mallorquín se apuntó el tanto que inauguró el electrónico a los nueve minutos de partido, y que serviría para encarrilar un triunfo que certificaron posteriormente Zequi, por partida doble, y Ricardo. Un primer gol para inaugurar una senda que espera que sea mucho más fructífera. La primera sonrisa de un jugador de leyenda que quiere hacer historia también en Córdoba. 

Etiquetas
Publicado el
27 de octubre de 2021 - 05:20 h
stats