Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de este domingo

El Deportivo Córdoba y la obligación de hacerse “más fuerte física y mentalmente”

Marixu Romero, en un partido del Deportivo Córdoba

Redacción Cordópolis

0

El Deportivo continúa sin estrenarse en lo que va de 2023 tras sufrir este pasado sábado ante el Desguace París La Algaida (2-5) su tercera derrota consecutiva que lo mantiene una semana más en zona de descenso a categoría andaluza, pero manteniendo la distancia de cinco puntos con la permanencia, marcada por el conjunto onubense del CDT Al Ándalus. Sobre la derrota ante La Algaida, la jugadora cajista Marixu Romero analiza que “la pena fue no puntuar”, pues hicieron “un buen partido tanto en la primera mitad como en parte de la segunda”, aunque el hecho de enfrentarse “al segundo clasificado, jugadoras muy buenas que llevan jugando juntas mucho tiempo, y quizá el desgaste físico se notó en el segundo tiempo”. Pese a todo, “yo la verdad es que estoy muy orgullosa del equipo, ya que se compitió y se jugó bien, y se está notando la mejoría desde que Salvador Chía se incorporó al club; y, como digo, la pena fue el no sumar puntos, que es algo que necesitamos para que cambie la dinámica, pero nosotras vamos a hacer lo que esté en nuestra mano y no queda otra que seguir trabajando y tomarnos cada partido como una final”, admite.

Al igual que sucedió en otros encuentros -como Martos, Guadalcacín o Torcal-, el conjunto cordobés consiguió adelantarse en el marcador pero no pudo mantener la ventaja, un aspecto del que Marixu es consciente, pero realza que “el trabajo general que hace el club, el equipo, tanto entrenador como preparador físico y jugadoras, es excelente”. Sin embargo, “llegamos a las segundas partes quizá con falta de fuerzas o amplitud de banquillo, pero aun así es verdad que en muchos partidos nos ponemos por delante y jugamos bien, pero los últimos minutos nos condenan, y ahí es donde debemos ser más regulares y hacernos más fuertes tanto física como mentalmente”.

En cuanto al momento individual que atraviesa, la '9' deportivista confiesa sentirse “bien”, aunque le “duele” la situación del equipo, por lo que “es otro aliciente que tenemos con el tema de la presión, de tener que salir de abajo, porque quienes sentimos este escudo y estos colores no queremos estar ahí y creemos que no tendríamos que estar en esos puestos”. Aún así, está “contenta con los cambios que se han producido, tanto con Salvador Chía y con nuestro preparador físico Cristian, que están haciendo un trabajo increíble, y también con la plantilla, con las incorporaciones de las nuevas jugadoras, de las cuales a algunas ya las conocíamos. Y a pesar de esa pena por estar en la zona baja, también estamos con ganas por revertir la situación y huir de ahí”.

Y la primera piedra en el camino para poder cambiar esa dinámica será en la pista del filial del Alcantarilla el próximo domingo al mediodía, un encuentro del que Marixu asegura que “de cara a esa visita no queda otra que trabajar y seguir entrenando ya desde el primer día de la semana ya pensando en ese partido, y analizando al rival”. Se trata, en sus palabras, de “una salida complicada, y aunque a fin de cuentas se trata de un filial, sus jugadoras llevan juntas mucho tiempo también, cuentan con un equipo en Primera División”, por tanto, “irán con todo, e incluso quizá con algún refuerzo del primer equipo. Pero más allá de pensar en el equipo rival, debemos mirarnos a nosotras mismas, mejorar cada una a nivel individual para que en el plano colectivo podamos hacerlo lo mejor posible”.

Etiquetas
stats