Previa

Identidad ante el riesgo oculto

Jesulito, ante O Parrulo Ferrol en Vista Alegre

Tan cerca está de conseguirlo que en su entorno casi hay quien lo festeja antes de lo debido. Pero un hecho no es tal, al 100%, hasta que nada puede impedir que así sea. Dicho de otro modo, aunque la tiene apalabrada, todavía tiene que certificar, de parte a parte y esto es matemáticamente, la permanencia. El nuevo primer paso, ya que son muchos los dados hasta ahora, puede darlo el Córdoba Patrimonio de la Humanidad este martes (19:30). No en vano, el conjunto blanquiverde maneja la gran opción de evadirse al fin del descenso directo a Segunda en caso de vencer. Incluso si pierde también cuenta con la posibilidad de encontrar dicho alivio, si bien para ello es necesario un marcador favorable en otro partido. Lo cierto es que el cuadro califal acude a Ferrol con un único e ineludible objetivo, que no es otro que la victoria. Y antes de ello ha de saber que no valen los excesos de confianza.

Precisamente esta última idea es esencial en un duelo de peligro desconocido, de no ser porque sí es sabido. El propio entrenador del Córdoba Patrimonio de la Humanidad advirtió de dicha circunstancia el pasado domingo en sus declaraciones previas a la contienda de turno. Los blanquiverdes visitan a un rival descendido y con apariencia de desahuciado, lo que a efectos clasificatorios no deja de ser cierto. Sin embargo, O Parrulo Ferrol es un adversario complicado. Quizá por el hecho de que ya no tiene la presión que supone luchar por la supervivencia. De este apunte son buenos ejemplos sus actuaciones ante el Barça o el Palma Futsal en unos choques que perdió de forma ajustada dentro de la diferencia de potencial. Cayó por 0-2 y por 1-3, respectivamente. Unas semanas antes fue capaz incluso de sumar en la pista de ElPozo Murcia Costa Cálida (4-4).

El meritorio empate ante uno de los grandes de la mejor liga del mundo sirvió, a todo esto, de notable estreno de Miguel Ángel Martínez Maca en el banquillo gallego. Pues el técnico cordobés, artífice del ascenso del que este martes es su rival a la máxima categoría, dirige a O Parrulo Ferrol desde marzo. El preparador esta vez contrario ya avisó en palabras a CORDÓPOLIS de que la intención de su equipo es despedir esta temporada de la forma más digna posible. Y si tiene la oportunidad de dar una mínima alegría a su afición, con más razón va a tratar de competir el cuadro de A Malata. De ahí que sea fundamental mantener la identidad ante el riesgo oculto que significa dar la talla ante una escuadra a la que todo el mundo considera vencida antes de jugar. En el optimismo desmedido está el pecado en este tipo de situaciones.

No quiere decir esto que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad viaje a Ferrol sin sensaciones positivas. Todo lo contrario pues hoy por hoy es uno de los equipos más en forma de Primera en una campaña que resulta más difícil si cabe que de habitual. Y porque durante la segunda vuelta superó a todos sus rivales directos a excepción de Osasuna Magna y Burela, ante los que tampoco cedió. Empató a dos en ambos casos, el primero en Vista Alegre y el segundo, también en dicho pabellón pero en Galicia. A todo ello se puede añadir que en sus últimas cinco salidas ganó dos choques e igualó otro para ceder en sólo dos. Todo confluye en una dinámica que mantiene al conjunto blanquiverde a punto de sellar su continuidad en la máxima categoría del fútbol sala español. Son razones de peso para creer.

Pero el motivo principal para soñar con la consecución de ese objetivo inicial antes de alcanzar el final es la magnífica trayectoria de juego que atraviesa. Desde que venció al Peñíscola, allá por mes de febrero, el equipo dirigido por Josan González progresa en todas las facetas. Así es hasta el punto de mejorar sus guarismos goleadores, no en demasía pero sí lo suficiente, y más todavía a nivel defensivo. Marcar a los califales no es tarea sencilla de un tiempo a esta parte. Toda esta argumentación la aportó el propio técnico de Puente Genil el domingo. “Tenemos que ser responsables, tener confianza en nuestro trabajo y seguir en la misma línea de no mirar nada más que lo que depende de nosotros”, expresó en este sentido. En esta ocasión más que nunca, ya que los tres puntos, con los pies en el suelo y con prudencia en la búsqueda, valen una huida de las tres plazas de descenso directo. Y daría igual lo que hiciera en este caso el Peñíscola. Además, está la ocasión de oro de marcar distancia de nuevo con el play out pues el Burela tiene un duro choque por delante: recibe al Barça.

Etiquetas
Publicado el
18 de mayo de 2021 - 05:30 h