El Córdoba Patrimonio, pendiente de Miguelín

Miguelín, en un partido de ElPozo Murcia

Muchas veces no es bien entendida la prudencia de los clubes en esta materia. Casos como éste demuestran lo que en ocasiones es desconocido por el gran público. Nada puede darse por sentado hasta que existe un hecho definitivo. Esto es básicamente la rúbrica en papel para cerrar un acuerdo contractual. Si la firma no está estampada es posible que aquella operación que pareciera cerrada no termine por producirse o que una posibilidad no tenida en cuenta sorprenda. Así funciona el mercado de fichajes en el deporte, especialmente en fútbol pero también en otras disciplinas. Lo recuerda en estos días el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, que sigue pendiente de la decisión final de Miguelín. Porque la incorporación del ala queda en el aire tras la aparición de otra oferta interesante para el jugador. Con todo, el club mantiene la perspectiva de ser primera opción del veterano futbolista.

La situación sufrió un giro en las últimas fechas. No tanto porque la operación acabara por no llevarse a efecto, o la negociación se rompiera, sino por el estancamiento de la misma. De manera concreta, el ya ex de ElPozo Murcia baraja una nueva propuesta de cara a la siguiente campaña. Precisamente este hecho es el que provocó que no se zanjara un asunto que parecía resuelto apenas un día después de de que terminara el campeonato regular de Primera -y de que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad se hiciera con la permanencia-. De hecho, el 31 de mayo salió a la luz pública la cercanía de las posturas entre el conjunto blanquiverde y el propio Miguelín. Tras adelantarlo El Día de Córdoba, CORDÓPOLIS informó en la noche de ese lunes. Con el tiempo, se consideró que había negro sobre blanco y que el club califal esperaba el momento oportuno para realizar el anuncio oficial.

El acuerdo estuvo de hecho más próximo tras confirmarse la continuidad del equipo de Josan González en la mejor liga del mundo. Todo parecía encaminado a un desenlace rápido y favorable para la entidad y el internacional por España. Principalmente porque Miguelín llegó a repasar las posibilidades de vivienda en la ciudad. Es decir, miró los pisos en que residir durante la próxima campaña. Sin embargo, unas declaraciones del ala en Popular TV en Murcia -y de las que se hizo eco @canblanquiverde, perfil de información en Twitter- levantaron una ligera duda entre la noche del lunes y la jornada del martes. Una quincena después de que se diera por hecha su contratación el propio jugador no arrojó luz sobre su futuro y dejó abierta la puerta a otra posibilidad distinta a la del cuadro califal. Un dato sí quedó claro: va a competir en Andalucía sí o sí.

“No he cerrado nada con nadie, pero lo que tengo me ilusiona mucho y espero que en los próximos días, o una semana máximo, se solucione. Para quedarme tranquilo ya sobre todo”, afirmó el balear. El periodista vio la oportunidad de indagar y aprovechó, como es lógico. Primero le cuestionó si firmaría con una entidad cercana de su región y después fue más directo: “¿Andalucía?”. Miguelín confirmó que en efecto va a poner rumbo a la comunidad vecina de Murcia. Y ahí la insistencia de su interlocutor generó incertidumbre. “¿La capital?”, planteó. El veterano futbolista optó por no contestar con una sonrisa y entre bromas: “Me lo quieres sacar”. Surgió a partir de ese instante la idea de que el Real Betis había entrado de lleno en la pelea por los servicios de uno de los mejores jugadores españoles de los últimos tiempos. Pero nada había hecho.

Más allá de rumores y contextualizada la situación, durante el martes -al menos hasta primera hora de la noche- no existía decisión del balear, que en los últimos diez cursos militó en ElPozo Murcia Costa Cálida. Sí es cierto que en fechas posteriores a que el acuerdo con el Córdoba Patrimonio de la Humanidad estuviera a punto de fructificar recibió otra propuesta desde Andalucía. Teóricamente, y sólo teóricamente, es el Real Betis el club que se torna en alternativa para el ala. Mientras, según pudo conocer este periódico, la negociación entre el jugador y el cuadro califal sufrió un ligero retroceso días atrás. Por tanto, Miguelín continúa en una especie de deshoje de margarita, que es la metáfora que se suele utilizar, y el Córdoba Patrimonio de la Humanidad no tiene otra que seguir pendiente de lo que ocurra. Eso sí, aunque hubo complicaciones, como sucede en muchas ocasiones, en Vista Alegre se mantiene la percepción de que el conjunto blanquiverde es aún la primera opción para el futbolista.

Etiquetas
Publicado el
16 de junio de 2021 - 05:30 h
stats