El filial sana sus heridas con una goleada ante el Utrera

Los jugadores del Córdoba B celebran un gol. | ÁLVARO CARMONA
El Córdoba B olvida su tropiezo ante el Sevilla C con un claro triunfo (5-0) en un duelo de poca brillantez | Los blanquiverdes marcaron cuatro tantos en los últimos diez minutos del choque

De nuevo por el buen camino. Una semana nada más le basta para retomar la senda que mejor conoce, la de la victoria. El varapalo sufrido a manos del Sevilla C es ya, si no lo era justo un día después, cuestión del pasado. Está olvidado. Y para sanar las heridas nada hay como un buen festín de goles. Como el que este domingo se dio en su regreso a El Arcángel el Córdoba B, que volvió a ganar en un encuentro que no fue precisamente el más brillante por su parte pero que cerró con una goleada. El filial mostró su capacidad de esfuerzo en primer lugar para después ofrecer su imagen de rival hambriento en ataque. De esta forma superó por 5-0 a un Utrera que mantuvo el tipo durante buena parte del choque y que acabó por sucumbir definitivamente en los instantes finales. Porque fue en estos cuando el equipo que dirige Luis Miguel Carrión sacó a relucir su potencial ofensivo para marcar hasta cuatro tantos en apenas diez minutos. Los blanquiverdes alcanzan la barrera de los 70 puntos y están cada vez más próximos a sellar de manera matemática su participación en la fase de ascenso a Segunda B.

Un mal partido en la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros había puesto amargo punto final a su marcha imperial siete días antes. El pasado domingo cedió por 4-1 ante el Sevilla C después de acumular trece victorias consecutivas. Los daños, sin embargo, fueron escasos y las secuelas todavía menos, tal y como quedó confirmado ante el Utrera. El Córdoba B se levantó tras la caída y avasalló sin miramientos a un rival que llegaba a El Arcángel en busca de oxígeno. El Utrera lucha por la salvación y el filial aprovechó sus debilidades, que en realidad no fueron demasiadas esta vez, para lograr los tres puntos. Apenas transcurrieron seis minutos, Fran Serrano abrió el marcador. Los de Carrión eran entonces todo un huracán, aunque no conseguían ampliar su ventaja en el tanteador. Moha Traoré estuvo muy cerca, pero no acertó en el remate. Poco a poco, la intensidad de los califales disminuyó y el choque entró en una fase de la poco se puede reseñar en lo que al juego se refiere. Mientras, los sevillanos eran incapaces de mostrar sensación de peligro en ataque. Así las cosas, al descanso se llegó con el 1-0 en el tanteador.

En la reanudación, con sólo cinco minutos transcurridos, una falta de Yoga sobre Javi Galán le costó al jugador utrerano la segunda amarilla. El Córdoba B afrontaba casi toda la segunda parte en superioridad numérica. Dicha situación la aprovechó el filial para dominar por completo el duelo, pero no para marcar y sellar su triunfo. Hubo que esperar de hecho a los instantes finales para que el partido quedara completamente sentenciado. En lo que fue un auténtico vendaval, el equipo de Carrión hizo cuatro goles en los diez últimos minutos de encuentro. Primero fue Sebas Moyano quien anotó por partida doble entre el 80 y el 83. El choque estaba cerrado, por si quedaba alguna duda. La fiesta la goleadora la completaron el pichichi Quiles y Moha Traoré, que culminó la victoria de los califales con una manita que ayuda a sanar totalmente las heridas del anterior tropiezo.

FICHA TÉCNICA

CÓRDOBA CF B, 5: Sillero, Leto, Fran Serrano, Bijimine, Abel Moreno (Antonio Lucena, 64´), Jordi Ortega, José Antonio González (Esteve, 55´), Sebas Moyano, Moha Traoré, Javi Galán (Vera, 74´) y Quiles.

CD UTRERA, 0: Joaquín, Esteban, Sigüenza, Yoga, Cruz, Juanjo, Romero (Pablo, 76´), Israel, Domingo (Leal, 54´), Tano y Edu (Barrios, 60´).

ÁRBITRO: Fernández Cintas (Almería). Expulsó por doble amonestación al visitante Yoga (50´). Mostró cartulina amarilla al visitante Juanjo.

GOLES: 1-0 (6´) Fran Serrano. 2-0 (80´) Sebas Moyano. 3-0 (83´) Sebas Moyano. 4-0 (87´) Quiles. 5-0 (90´) Moha Traoré.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la trigésima jornada del Tercera, Grupo 10, disputado en El Arcángel ante unos 300 espectadores.

Etiquetas
stats