Con Falcón para romper el maleficio de Santo Domingo

Ismael Falcón, en el entrenamiento del pasado miércoles | TONI BLANCO
El meta gaditano suplirá al sancionado Razak en el campo del Alcorcón, donde el Córdoba no logró ganar jamás

Será su cuarto partido de la temporada. Y el segundo ante el Alcorcón, el club al que perteneció el curso anterior. El destino ha querido que Ismael Falcón (Cádiz, 1984) defienda el marco blanquiverde en un partido algo más que delicado. Como el de la primera vuelta. En aquella ocasión, en la jornada tres, el conjunto de Oltra acudía escocido por un vapuleo en toda regla en Butarque, donde el Leganés le endosó un rotundo 3-1. Falcón debutó en partido oficial con el Córdoba, que lo había reclutado en verano, y no lo pasó nada bien. A los cinco minutos, su compañero Domingo Cisma marcó un gol en su portería. Los amarillos terminaron llevándose el triunfo por 1-3 y provocaron un terremoto en el seno del Córdoba, cuyo técnico decidió aquel día que algo había que hacer. Retocó el sistema, atornilló la defensa... y hasta hoy.

Una vuelta después, el Córdoba vuelve a encontrarse con el Alcorcón en un momento difícil. Después de quince jornadas en puesto de ascenso directo, ha bajado un puesto. Ha salido derrotado en cuatro de sus seis últimos partidos. Y visita un campo en el que jamás ganó. Y ahí estará Falcón. Si en la primera vuelta la ausencia se Razak se debió a la convocatoria del ghanés para un partido con su selección, en la segunda viene motivada por la sanción que acarrea su expulsión ante el Leganés. El Córdoba trató de que el Comité de Apelación anulara el castigo, pero los jueces no hicieron caso de las alegaciones y el guardameta africano se quedará en casa. El turno es para Falcón, que tendrá de nuevo en frente a David Rodríguez, uno de los más afamados killers de la categoría: ha hecho 11 goles en 23 partidos.

El portero andaluz tiene ante sí un desafío de altura. Protegerá la meta de un Córdoba que está encajando más goles de los deseados y se ha marcado la tarea de detener la hemorragia. Además, en un estadio maldito: en cuatro visitas, sólo un punto cosechado. La igualada (0-0) la logró en su última presencia en Alcorcón, en la temporada 2013-14, una campaña en la que el Córdoba acabó ascendiendo a la Liga BBVA de la mano de Albert Ferrer, aunque en ese partido el equipo aún era entrenado por Pablo Villa. Las derrotas le cayeron en la Liga 2012-13, con Rafael Berges en el banquillo (2-1), en la 2011-12, con Paco Jémez como entrenador (2-0) y en la 2010-11, con Lucas Alcaraz (2-1).

Etiquetas
stats