El estadio de Villanueva, un homenaje a ‘Carmonilla’

Bartolomé Carmona Díaz 'Carmonilla'.
El Ayuntamiento de la localidad rebautizará el campo municipal con el nombre del mítico locutor radiofónico | Bartolomé Carmona es una institución en su pueblo y en Los Pedroches

En Villanueva de Córdoba, como en Los Pedroches, no es un hombre más. Hoy en día, después de un recorrido largo e intenso, es toda una institución. A todos los niveles, pero sobre todo dentro del mundo fútbol. Se llama Bartolomé Carmona Díaz, aunque todos le conocen de otra manera. También allende los límites de la comarca que le viera nacer hace recientemente 82 años. Porque su voz, a través de las ondas, llegó a la capital y más allá. La radio permitió que atravesara cualquier frontera geográfica imaginable. En su localidad natal es algo así como un mito, un hombre al que todos aprecian. Es el Carmonilla, el hombre que ligó su vida, de una forma u otra y siempre de mil diferentes, al extinto Club Deportivo Villanueva. Ahora recibe el reconocimiento de su localidad natal, que grabará a fuego su nombre en la memoria del tiempo a través del estadio municipal, que próximamente será el estadio Bartolomé Carmona Díaz Carmonilla.

En efecto, el campo en el que actualmente juega el Atlético Villanueva, tomará como nombre el de una de las personas más destacadas del municipio jarote. Así lo decidió en pleno el Ayuntamiento de la localidad de los Pedroches este jueves en lo que es un homenaje, otro más, para el ilustre Carmonilla. Bartolomé Carmona Díaz (Villanueva de Córdoba, 1934) desarrolló su vida en torno, o más bien junto, al extinto conjunto de su pueblo natal. Vistió y defendió sus colores sobre el campo, ejerció de utillero, hizo las veces de presidente en los momentos en los que esa figura quedaba desierta, se rascó el bolsillo por la entidad -el Club Deportivo Villanueva, desaparecido en 2009- y también transmitió, siempre con una alta dosis de emoción, su devenir a través de Radio Luna Cadena Ser -Internet posibilitó que se escuchara más allá de la comarca-. Los más jóvenes, aquellos que gustaran de saber del cuadro rojillo, le conocerán por sus vibrantes narraciones.

Inolvidables son, para quienes tuvieran ocasión de escucharlas, sus retransmisiones de los encuentros del Club Deportivo Villanueva. Tanto como entrañables. Cada gol era cantado como si de la consecución de un título se tratara. Y no pocas veces decía aquello de “mi virgencita de Luna” -patrona de su localidad natal y de la vecina de Pozoblanco- si el tanto tenía un significado importante en un encuentro o si suponía el triunfo. Narró el histórico ascenso a Segunda B del cuadro rojillo, ya extinto, en la campaña 2004-05, así como su no menos memorable trayecto por la categoría de bronce. En definitiva, puso voz al sentimiento de un pueblo, al que también dedicó gran parte de su vida a nivel social. Muy pronto, aunque ya es realidad desde este jueves, el estadio municipal de Villanueva de Córdoba tendrá su nombre. El nombre de Bartolomé Carmona Díaz Carmonilla.

Etiquetas
stats