En un escenario aún más complejo

Los administradores judiciales del Córdoba, en rueda de prensa | ÁLEX GALLEGOS

La dificultad es mayor si cabe. La esperanza abierta días atrás se torna en dudas. Así es después de que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) presentara recurso de reposición al auto que autoriza la venta de la unidad productiva del Córdoba. Una acción ésta que efectuara el organismo el lunes y con la que genera una importante incertidumbre sobre el proceso abierto una semana antes. Más aún por la contundente manera del ente federativo de exponer sus razones para oponerse a la decisión a raíz de la solicitud de uno de los administradores judiciales del club, Francisco Estepa. De entrada, considera que la subasta “es un fraude, un manifiesto engaño”. Pero sobre todo argumenta que la plaza del conjunto blanquiverde -como la de cualquier otro- le pertenece a la RFEF y no a la entidad.

El recurso planteado por la Federación es firme en su discurso desde el comienzo de las 25 páginas de que consta. Acerca del auto del Juzgado de lo Mercantil número 1, asevera que “esta decisión provoca un gravísimo quebranto de la normativa deportiva de aplicación, así como de la propia normativa concursal”. “Lo que en realidad se pretende […] es que una entidad, con unas deudas galopantes, en una situación económica absolutamente dramática, desaparezca (el histórico Córdoba CF SAD desaparece) para que le sustituya un club de nueva creación que, sin historia, sin méritos deportivos, sin cumplir los requisitos normativos para poder competir, pero eso sí, sin deuda, pase directamente a estar encuadrado en la Segunda División B”, indica a continuación el letrado federativo.

La rotundidad del texto sigue al apuntarse que “para completar el ‘engaño’ dicho nuevo club asumiría los colores, escudo, bandera, incluso historia del ya desaparecido Córdoba CF SAD”. “Dicha maniobra es un fraude, un manifiesto engaño que genera desconfianza de los competidores, que ven como mediante operaciones mercantiles es más fácil prosperar deportivamente que mediante el esfuerzo en el terreno de juego. También se genera desconfianza en la competición y en el organizador, que permite que una entidad de nueva creación pase directamente a la antesala del fútbol profesional”, continúa el recurso. “Y lo más importante, dicha maniobra supone la desaparición del Córdoba CF SAD, no su supervivencia”, se sentencia acto seguido.

Por este motivo, realiza la RFEF sus alegaciones con un buen número de argumentos. Entre ellos sobresale uno: la plaza en Segunda B es suya y no del Córdoba. “Resulta a nuestro entender contrario a Derecho […] disponga de una resolución judicial de ese Juzgado de lo Mercantil número 1 de Córdoba por la cual se autoriza la venta de la unidad productiva, pretendiendo integrar en dicha unidad la plaza en la competición, como si de un bien o derecho del club se tratara”, explica el recurso. “Dicha afirmación resulta un disparate de tal magnitud que una vez Su Señoría tenga a bien analizar las afirmaciones de la RFEF en contrario, entendemos que solo debe conducir a la estimación del presente recurso y a la anulación del auto recurrido”, se añade.

Con tal contundencia, la incertidumbre es creciente en una semana trascendente para el Córdoba. No en vano, ésta era en la que había de efectuarse la venta de la unidad productiva del club y por tanto la subsistencia del mismo pero al amparo de otra SAD. En este sentido, el lunes se conoció que no había nuevas ofertas además de la que en su día presentó Infinity, grupo inversor de Baréin. Pero esta realidad ha de ser todavía confirmada. Así, este martes se prevé igualmente intenso por distintos asuntos. La primera cuestión a resolver es precisamente si se ha producido alguna propuesta más para adquirir la unidad productiva de la entidad, ya que aún debía comprobarse si las hubo por otros sistemas -vía telemática-.

Por otro lado, mucha atención se va a centrar en el Juzgado de lo Mercantil número 1 en relación al proceso abierto el pasado lunes con su auto. En este caso la duda está en saber si su titular, el juez Antonio Fuentes, decide continuar adelante con el mismo o por el contrario escuchar las alegaciones de la RFEF. Si todo sigue con normalidad en este sentido, cabría esperar algún tipo de reacciones de otras partes, como la de Carlos González o Jesús León. Si además el procedimiento no se paraliza habría que aguardar posibles nuevos acontecimientos entre el miércoles y el jueves, sobre todo a partir de este último día pues es el establecido para la venta de la unidad productiva del club. ¿Y si esto supusiera la salida del Córdoba de la competición? Infinity parece dispuesta a no frenar su tentativa de hacerse con la entidad, tanto que se reafirma con la idea de alcanzar su objetivo sea cual sea el escenario. Toca esperar con prudencia.

Etiquetas
stats