¿Quién da más con menos?

Jaime Romero rodeado de contrarios en el Córdoba-Extremadura de la primera vuelta | ÁLEX GALLEGOS

El que salga derrotado quedará muy malherido. Un empate apenas les arregla nada, aunque al Córdoba le sentaría como un tiro. El conjunto blanquiverde visita el próximo domingo el Francisco de la Hera con el estigma de ser el peor conjunto a domicilio de la Liga 1/2/3. El lamparón en el expediente lo comparte con el Nástic de Tarragona, que es el único que anda por detrás en la tabla si se exceptúa al ya expulsado -y descendido por tanto- Reus. Si los cordobesistas presentan una tara en sus viajes, los extremeños lo hacen como anfitriones. Son los peores de la categoría.

El choque de rachas pésimas añade morbo a un partido que, de por sí, se las trae por múltiples razones: la principal, la crítica situación deportiva de ambos. Alrededor de ese eje orbitan conflictos variados, que van desde la relación de Luis Oliver con ambas entidades -con todo lo que eso implica- hasta el intento de la entidad pacense de fichar al entrenador del filial del Córdoba, Juan Marrero, hace apenas unos días. Y una última gota de picante: el héroe de la salvación del año pasado, José Antonio Reyes, es ahora el líder en la otra trinchera.

El conjunto blanquiverde, en cuyo banquillo se estrenó la pasada jornada Rafa Navarro con un empate ante el Málaga (1-1), acude a Almendralejo con una estadística muy negativa en sus encuentros fuera de casa. Lejos de El Arcángel ha sumado solamente seis puntos, gracias a una única victoria -en Tenerife (0-2)- y empates en los campos del Sporting de Gijón, Zaragoza y Reus. El Nástic, que ha obtenido la misma cosecha de 6 puntos, es colista de la competición. El Córdoba, sin embargo, es el que más goles ha encajado en sus salidas (28 en 14 partidos).

La inconsistencia en casa del Extremadura, que esta temporada regresó a Segunda División, es un lastre insostenible. Un notable rendimiento en las salidas le ha permitido compensar los números para evitar un desplome absoluto, pues ante su afición solamente ha sido capaz de amarrar 11 puntos sobre 42 posibles. En el Francisco de la Hera han ganado tres partidos -el último el 5 de enero, ante el Alcorcón (3-0)-, empatando dos y perdiendo nueve. Son el segundo equipo que más goles recibe en su campo -22, siendo el Córdoba el primero con 23- y llevan ocho jornadas sin conocer el triunfo.

En la primera vuelta, Córdoba y Extremadura protagonizaron en El Arcángel uno de los partidos más enloquecidos que se recuerdan. Los locales se adelantaron con un gol de De las Cuevas, pero se quedaron con uno menos -Piovaccari se buscó una expulsión infantil- y el rival les remontó. Ya ven que el asunto viene de lejos. Al final, en el último cuarto de hora, el Extremadura sufrió otra roja y el cuadro blanquiverde, por entonces liderado en el banquillo por Sandoval, se lió la manta a la cabeza y protagonizó un epílogo brutal con Sasa Jovanovic como estrella. El serbio, que firmó un doblete, fue traspasado en el mercado invernal al Al-Fateh Saudí. El Extremadura también perdió a su referente en la vanguardia, Enric Gallego, al que vendió al Huesca en el mes de enero.

Ambos conjuntos han cambiado desde entonces dos veces de entrenador. Sandoval y Sabas, los responsables en el partido disputado el pasado noviembre, fueron destituidos para colocar a Curro Torres y Rodri. El domingo estarán en los banquillos Rafa Navarro y Eduardo Vílchez para un duelo trascendental: el Córdoba es penúltimo con 22 puntos y el Extremadura está un puesto por encima, con 24. El peor local y el peor visitante frente a frente. Los problemas no han terminado y no lo harán después de este partido, pase lo que pase.

Etiquetas
stats