Un curioso ensayo para poner a tono a los nuevos

Obiora protege el balón de un jugador del Córdoba B FOTO: TONI BLANCO
El Córdoba se enfrenta a su filial en un partido con una clara finalidad de que jugadores como Obiora o Gunino cojan ritmo de competición, mientras otros han de superar molestias

Hace algunos años no era algo tan extraño. De hecho, en alguna temporada resultó habitual que sucediera. El Córdoba se enfrentó esta tarde a su segundo equipo en un partido curioso. Los dos conjuntos blanquiverdes se midieron en El Arcángel, aunque ninguno de los dos vistió la primera elástica. El cuadro que dirige Villa apareció sobre el césped con la conocida por la afición como la del "salmorejo mecánico", mientras el filial lo hizo de negro. Por cierto, el presidente de la entidad califal, Carlos González, y el consejero Javier Jiménez presenciaron el amistoso más amistoso que se recuerde a orillas del Guadalquivir. Más allá de esas dos notas curiosas, el ensayo, muy descafeinado o más bien transcurrido como lo que realmente era, un entrenamiento a 90 minutos y con su tiempo de descanso, sirvió para que no pocos seguidores vieran por primera vez en el campo a Gunino y Obiora. También a Pinillos, que completó todo el choque con el primer equipo. También participaron con la escuadra de Segunda A Mane y Bernardo.

¿Qué conclusiones se pudieron sacar del choque? Pues no muchas, principalmente porque se tomó como la mejor manera posible para los recién llegados tuvieran minutos para coger ritmo y para que otros aprovecharan para recuperarse de algunas dolencias. Porque en el encuentro no fueron de la partida varios hombres del primer equipo, como es el caso de Saizar, que dejó su lugar a Juan Carlos, que no tiene oportunidad de entrar tras la eliminación de Copa. Tampoco entraron Raúl Bravo, Iago Bouzón, Xisco, Samuel de los Reyes, Abel Gómez y Nieto, amén del lesionado Pedro. Cada caso fue diferente, pues mientras los tres primeros se encontraban aptos para estar en el terreno de juego los otros tres no. En la primera de las circunstancias se prefirió que realizaran un entrenamiento diferente, quizá para conseguir que estén lo mejor posible de cara al partido del domingo ante el Éibar; en el segundo se debió a molestias con que cuentan los futbolistas.

Con todo, éstas no parece vayan a evitar que puedan estar disponibles para el choque con los armeros. Así al menos lo explicó Villa tras el encuentro en su comparecencia en sala de prensa previa a la jornada correspondiente de Segunda A. El técnico señaló que el partido sirvió para permitir que determinados futbolistas puedan progresar tras vivir algunas circunstancias que hacen necesario ese hecho. "Hay jugadores que han estado tiempo sin competir, un poco la gente que ha venido, y para mí lo importante es que ellos están acumulando los máximos minutos posibles para poco a poco entrar en ritmo y luego hay jugadores que han tenido alguna lesión importante, que son gente como Pelayo", expresó para concluir que "todo lo que podamos hacer en relación al fútbol siempre son sensaciones positivas para ellos". "Para mí lo más importante es que esos jugadores, poco a poco, vayan cogiendo esas buenas sensaciones, porque ayuda al equipo a crecer", añadió al respecto.

Sobre los dos últimos fichajes del cuadro blanquiverde, indicó que su participación con el equipo es cuestión de que alcancen un buen ritmo. En referencia a Gunino, precisó que "vamos a dejar que entrene, que él físicamente vaya poniéndose a tono", de forma que "es complicado todavía en ese tipo de casos por mi parte, como entrenador, hacer una valoración real, porque una cosa es entrenar y luego otra meterte en la competición". En cuanto a Obiora, comentó que "lleva algunos días más entrenando y es un jugador que a nivel físico es bastante agradecido", pero necesita "la chispa y todo el ritmo que te da la competición". En lo que no entró es en sí el nigeriano tiene todos sus papeles en regla para jugar o no el domingo. Abel Gómez debe superar un pisotón de hace unos días, Samuel de los Reyes una dolencia en la rodilla y Nieto una sobrecarga que le provocó estar incómodo sobre el campo en Vitoria. Todos ellos, si no existe problema, se ejercitarán mañana con el resto del equipo.

Etiquetas
stats