¿Qué me cuentas del Córdoba-Deportivo?

Juan Carlos, en la tanda de penaltis ante el Depor de la Copa 13-14 | MADERO CUBERO
Colista y sin victorias, el equipo local necesita con urgencia romper la racha | El Depor, un angustiado rival directo | Pita el dialogante Mateu Lahoz | Djukic y aquel maldito penalti del 94

Menudo partido el de este viernes en El Arcángel. El Córdoba no puede aguantar por más tiempo su racha de jornadas sin vencer. Ya van diez. No le bastan las sensaciones, los detalles, las mejoras ni nada que no sean tres puntos al zurrón cuando el reloj se acerque a las diez y media de la noche. Llega el Deportivo, que acaba de perder en Riazor con el Getafe y tiene el crédito bajo mínimos... pero tres puntos más que los blanquiverdes. Se presume un ambiente caliente, en contraste con la bajada de temperaturas. Los pronósticos hablan de una noche fría, con una posibilidad de precipitaciones superior al noventa por ciento. Un tiempo muy gallego, aunque no están las cosas como para armar argumentos exculpatorios por si el asunto sale mal. Porque a día de hoy nadie, por la cuenta que le trae, maneja otra posibilidad que no sea la victoria ante el Deportivo.

¿A la undécima va la vencida?

El Córdoba ya superó su peor comienzo en Primera. Nunca en las ocho campañas anteriores en las que militó en la máxima categoría tardó tanto en conseguir su primera victoria. Lleva diez jornadas, resueltas con cinco empates y otras tantas derrotas. En el campeonato pasado, el Almería ganó su primer partido en la jornada once y terminó salvándose. Ése es un ejemplo para los de Djukic, que pueden igualar en la tabla al Deportivo su logran los tres puntos. Otro resultado le condenaría a seguir abajo y, posiblemente, a afear su posición con un descuelgue.

Partidos de récord entre los precedentes

En Primera División, el Deportivo nunca ganó en El Arcángel. Lo visitó cinco veces entre 1963 y 1972, con un balance de tres triunfos locales y dos empates. En la temporada 64-65, la mejor en la historia blanquiverde, el Depor fue la víctima en la victoria más contundente del Córdoba en la máxima categoría: un 6-0 con goles de Ricardo Costa (2), Martínez, Cabrera, Rubens y Juanín. En Segunda División, al Deportivo le fue mejor: ganó por 0-2 en la 11-12 y por 0-1 en la 13-14. También en la Copa del Rey, donde eliminó al Córdoba en la 10-11 (1-1 en El Arcángel y 3-1, en prórroga, en Riazor) y en la 13-14. El 11 de septiembre de 2013, Córdoba y Deportivo protagonizaron la tanda de penaltis más larga de la historia del torneo: 14-15 para los gallegos.

Mateu Lahoz, el árbitro al que felicitó Mourinho

Antonio Miguel Mateu Lahoz, árbitro de 37 años adscrito al Colegio Valenciano, es el designado para pitar el partido del viernes. En Primera División desde 2008, se caracteriza por ser un colegiado de fuerte personalidad, que dialoga con los futbolistas y se esfuerza por llevar el control de los partidos sin hablar con las tarjetas. Ese estilo le ha reportado filias y fobias, además de un buen puñado de polémicas. El pasado 16 de abril pitó la final de la Copa del Rey entre el Barcelona y el Real Madrid (1-2). En 2012, tras el triunfo del Madrid ante el Barca en la Supercopa de España, recibió encendidos elogios por parte de José Mourinho.

El “penalti de Djukic”, un recuerdo eterno en Riazor

Han pasado ya diez años de aquello, pero el recuerdo le perseguirá por siempre. El “penalti de Djukic” dejó marcada a una generación. Situación: último partido de la temporada 93-94 en Primera División. El Deportivo, en casa ante el Valencia. Los levantinos no se juegan nada; los gallegos son campeones si vencen. A la espera del fallo está el Barcelona de Johan Cruyff, el célebre “Dream Team”. Los culés ganan y cumplen su parte. En Riazor no se movía el marcador... y López Nieto pitó penalti en el último suspiro. El especialista, el brasileño Bebeto, miró para otro lado. Y un joven defensa central serbio, Miroslav Djukic, dice que lo tira él. Lo lanza, mal, y lo detiene González, portero del Valencia, que lo festeja como si hubiera ganado la Copa del Mundo. A Djukic lo consuelan sus compañeros, entre ellos un joven cordobés melenudo llamado Paco Jémez. El Barça fue campeón y Djukic dejó su nombre grabado en la memoria un club y una ciudad.

“Motivados”, otra campaña del club para crear ambiente

“Que el equipo note el apoyo de una afición entregada a sus colores. Una vez más. Que el ejercicio de pasión que, partido a partido, estás llevando a cabo en El Arcángel se refleje nuevamente. Equipo y afición, afición y equipo. La interpretación de los roles que cada uno sabe desempeñar durante la temporada resulta trascendente. Yo, tú, él, nosotros. Convertir, entre todos, nuestro reino en un fortín. Ése es el camino”. La web oficial del Córdoba arenga a los seguidores para acudir a El Arcángel. Será más necesario que nunca.

Etiquetas
stats