Tras el Covid-19: el nuevo panorama del fútbol sala cordobés

Inicio de la pretemporada del Córdoba Patrimonio de la Humanidad | TONI BLANCO

Córdoba está viviendo una absoluta etapa de esplendor a nivel de fútbol sala, deporte que se ha convertido -al menos por el nivel de la competición- en el gran referente deportivo en la ciudad, con un equipo masculino en Primera División y uno femenino -el mejor club de la historia de la capital- en Segunda. Sin duda, una etapa dorada auspiciada además por la consideración de que ambos proyectos tienen un marcado acento local, y todo ello se incentiva con el crecimiento de otros equipos en la provincia. En efecto, después de unos años de absoluto barbecho, en los que el foco ha estado centrado en el mencionado Córdoba Futsal, otras localidades limítrofes empiezan a despertar de nuevo, volviendo a levantar laureles que hace no mucho brillaban con luz propia, y no solo en un punto. Habrá que esperar para seguir creciendo.

El Córdoba Patrimonio, segundo año pero misma ilusión 

Hay más experiencia, más presupuesto, aunque la complejidad también es mucho mayor si cabe. La crisis del Covid-19 ha propiciado una situación de incertidumbre general en todos los clubes deportivos, aunque especialmente puede notarse en el Córdoba Patrimonio de la Humanidad. La imposibilidad -o mejor dicho, las limitaciones- para jugar con público en los pabellones debilitará en gran medida las posibilidades del cuadro blanquiverde, que, sin duda, ha tenido en el papel de su afición un factor trascendental en su crecimiento. Aún así, la ilusión rebosa por todos lados en el club, que encara su segunda campaña en la élite. Además, lo hará con una ilusión renovada en el banquillo, de la mano de Josan González, así como de varias piezas novedosas en el plantel, y que tratarán de aportar ese salto de calidad necesario. Son los casos de Alberto Saura, Boyos, Jesulito, Alfonso Prieto, Ricardo Mayor y Cordero, quien fuera uno de los héroes del ascenso y regresa a la entidad.

Eso sí, no faltará el núcleo del curso anterior, y con marcado acento cordobés, integrado por Manu y David Leal, Cristian Ramos, Nono, Koseky, Pablo del Moral, Jesús Rodríguez y Zequi. La única nota negativa la ha marcado la marcha de Álex Constantino, uno de los primeros fichajes y que decidió abandonar los entrenamientos por unos dolores de espaldas, para semanas después rescindir de manera definitiva su contrato. Así, el club se ejercita desde hace semanas en Vista Alegre, aunque la mirada -por causas ajenas- no está realmente centrada en ningún punto. La incertidumbre es total, pues la falta de un protocolo sanitario aprobado por la RFEF impide a los equipo disputar amistosos, lo que ha provocado que el Córdoba Futsal suspendiera todos sus choques de preparación. Sin embargo, en el horizonte sí que está la posibilidad de jugar la Copa de Andalucía en Baena, al tiempo que se ha acordar iniciar la competición en Primera el próximo 4 de octubre.

El Deportivo Córdoba, la ambición de un histórico

El Cajasur Deportivo Córdoba quiere volver a la competición que dominó hace una década. Y para ello ha puesto en marcha un ambicioso proyecto cuyo objetivo ineludible es el ascenso. El club competirá un año más en Segunda División, aunque, como ocurre en el caso del cuadro masculino, las dudas son diversas en lo que respecta a la propia competición. Se conoce ya que el campeonato arrancará a partir del 18 de octubre, mientras que la propia ha entidad ha confirmado el inicio de su pretemporada para el 15 de septiembre. Aún así, de momento, tampoco podrán fijarse amistosos.

Hasta la fecha se ha confirmado que defenderán la elástica cordobesa Ana Rodríguez, Ceci Moreno, Celi Calderón, Laura Fernández, Marta García, África Lozano, Rocío Gracia, Inma Sojo y Marixu Romero, quienes trabajarán bajo las directrices de Juanma Cubero. Asimismo, la entidad tiene apalabradas otras dos nuevas incorporaciones. Eso sí, le punto negativo se conoció con la baja de Miriam Fernández, quien había renovado con el club, aunque decidió a última hora cambiar de aires para enrolarse en el Híspalis.

Bujalance, el sello provincial en Segunda B

La localidad cordobesa volverá a contar a partir del próximo curso con un equipo en la división de bronce del fútbol sala español. Y no es algo novedoso para el CD Bujalance FS, sino más bien la vuelta de uno de los mejores equipos de la historia de la provincia. El club selló su promoción en plena pandemia. Sufriendo y en la tanda de penaltis, así se ganó el cuadro bujalanceño su plaza en Segunda B. Y desde ahí brota la ilusión de un equipo que quiere volver a soñar en grande. Para dicho cometido, y atendiendo una vez más a los mencionados problemas que están afectando a todos los equipos, el club, que estará dirigido por Fermín Hidalgo, contará como novedades con Jesús García, José Cañete y Cristóbal Gracia, éste último como fichaje estrella, además de haber renovado a Juan Carlos Penalba, Jesús Medina, Zafra, Isaac, Antonio Catiti, Jesús Flores, Julio, Álvaro, Pingu, Pedro Catiti y Antoñito.

Etiquetas
stats