El Córdoba vuelve al tajo… sin Aguado

Aguado marcó el último gol de la temporada del Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

El lunes es la fecha fijada. Entonces, en apenas dos días, acaban las vacaciones y se produce el regreso al trabajo. Aunque éste se va a producir realmente el miércoles, ya que el Córdoba tiene previsto dedicar los dos primeros días de vuelta a la actividad de su primer equipo a los correspondientes reconocimientos médicos de los jugadores. El club, de hecho, ya ha anunciado el orden de paso por el hospital de San Juan de Dios con una lista en la que, por cierto, no aparece Álvaro Aguado. La ausencia del joven futbolista en la enumeración es sin duda el apunte más significativo de la información ofrecida por la entidad califal. No en vano, su continuidad sigue en el aire. Hoy por hoy continúa abierta la negociación para la mejora de las condiciones del jiennense, que tiene contrato en vigor pero también ofertas para marcharse. De entrada, todo hace indicar que va a comenzar la pretemporada con el filial y no con el primer equipo.

La situación en torno a Álvaro Aguado es, definitivamente, compleja. Éste es un hecho conocido desde que finalizó la pasada campaña, pero que queda más certificado aún tras saberse el reparto de turnos para la cita con los galenos antes de arrancar con los entrenamientos. Con todo, el Córdoba puntualizó que la mencionada lista puede variar de aquí al lunes, cuando a las nueve de la mañana van a iniciar las revisiones clínicas. Quizá reside ahí la razón por la que el jiennense no entra en el plan original previsto por el club: puede tratarse de una medida de presión en la interlocución con el jugador y su representante. Básicamente, para buscar un nuevo punto de encuentro entre las dos partes en un panorama de falta de entendimiento. El centrocampista tiene sobre la mesa más de una y de dos ofertas para dar un salto en su trayectoria y la entidad, por su lado, se remite su cláusula de rescisión.

Sea como fuere, lo cierto es que el Córdoba vuelve al trabajo sin Álvaro Aguado en un principio. Y el motivo es precisamente la negociación para elevar sus prestaciones en el equipo. El joven jugador cuenta con dos años más vinculación con el conjunto blanquiverde, si bien estos lo son en la actualidad con ficha del filial y emolumentos bajos. Una circunstancia ésta que tanto él pretende cambiar como el propio club desea modificar. Más que nada, en el segundo caso, para atar a un talento de futuro como lo es el mediocentro. Las posturas están alejadas por el momento y ambas están muy definidas, sin que haya brazo a torcer. De ahí por tanto que el Niño, como le llamaban José Ramón Sandoval y compañeros como José Antonio Reyes, no esté incluido en la enumeración primera de futbolistas para pasar los reconocimientos médicos.

Acerca del asunto hablaron ya en más de una ocasión los dirigentes del Córdoba. El presidente de la entidad califal, Jesús León, advirtió en su momento de que si Aguado quiere salir “sólo tiene que venir con un cheque”. Hacía referencia a su cláusula, que está cifrada en seis millones de euros como también después confirmó Luis Oliver. El director general deportivo blanquiverde tampoco ocultó la dificultad de la negociación días atrás. Fue durante la presentación de Francisco como nuevo técnico del primer plantel. “Con él estamos teniendo un poco más de problemas, supongo que se podrá cerrar”, afirmó el navarro, también en comparación con el caso de Edu Ramos. Ahora el tema está enquistado y el jiennense parece relegado al segundo equipo, con el que podría estar citado ya para su vuelta al trabajo una semana después, el lunes 16.

Etiquetas
stats