El Córdoba cesa al consejero Romero Campanero

Romero, a la derecha de León, causa baja en el consejo de administración.

Otro cambio en el consejo de administración del Córdoba. El club ha dado a conocer a través de un comunicado oficial el cese de Antonio Romero Campanero en sus funciones como consejero. “El presidente, en nombre del club, agradece su labor durante estos meses”, apunta el comunicado, en el que la entidad expresa que está previsto que el sustituto se anuncie en los próximos días. La reconstrucción del Córdoba está siendo global, desde los despachos nobles hasta el césped.

Antonio Romero Campanero -nieto del presidente de honor de la entidad, Rafael Campanero- pone así fin a su relación como consejero en un club al que ha pertenecido en varias etapas, siempre desde su función como asesor jurídico. Romero Campanero es abogado en ejercicio, profesor del Departamento de Filosofía del Derecho y secretario del Aula de Derecho Deportivo de la Universidad de Córdoba, además de presidente de la Asociación Andaluza de Derecho Deportivo.

La salida de Romero es el tercer cambio que se produce en el consejo desde que este se constituyó el 22 de enero. El pasado mes de mayo fue cesado Diego Medina Morales en sus funciones como consejero y también como vicepresidente y patrono de la Fundación CCF. El granadino Francisco López Valero, experto en administración de empresas, suplió entonces al catedrático de la Facultad de Derecho de la UCO.

Esta misma tarde se conoció la salida de Joaquín Zulategui Eraso, estrechamente ligado a Luis Oliver -que fue despedido el pasado viernes-, y que era secretario del consejo. Jesús León López, en calidad de presidente, cuenta actualmente con los consejeros Magdalena Entrenas Angulo (abogada), Manuel Garrido Sevilla (ex jugador Córdoba CF) y Francisco López Valero (empresario).

Romero Campanero, claro: “No se nos informa de ninguna gestión”

La salida de Antonio Romero Campanero, anunciada por el club como un despido a través de sus canales oficiales, no ha sido sino una “marcha voluntaria que ya había comunicado hace tiempo al presidente y que no hice efectiva por la situación que atravesaba el club”, según indica a este periódico el abogado cordobés. Romero Campanero asegura que la explicación del presidente Jesús León, aludiendo al cobro de unos honorarios, no se ajusta a la realidad. “Se trata de los honorarios profesionales durante los tres últimos años de la etapa de Carlos González, que están reclamados judicialmente a la entidad. Tengo sentencias que me dan la razón y él (León) estaba al corriente de esta circunstancia”, indica.

Para el asesor jurídico del Córdoba, el fondo de la cuestión reside en el “funcionamiento” del consejo o, más bien, “en el papel que juega”, que es “ninguno”. “Llevo meses diciéndole que nos presente documentación sobre las gestiones que se hacen de contrataciones, despidos, expedientes... No tenemos nada. El contrato de Oliver, por ejemplo, no lo hemos visto ni sabemos en qué términos entró o salió. Vemos cifras en la prensa, pero como consejo de administración no hemos sido consultados”, explica Romero Campanero, que confiesa que su decisión de irse tiene un motivo similar al que produjo la salida de Diego Medina en el mes de mayo. “No tenemos documentación ni conocimiento de las operaciones, ni expedientes administrativos, ni auditorías... Exigimos información y no se nos da”, expone. “León, como todos, se irá algún día, como todos los que estamos en el club, pero el Córdoba CF seguirá siempre porque es patrimonio de una ciudad”, afirma el abogado.

Etiquetas
stats